El “Gordo” Saucedo cayó en Paraguay: llegaría al país esta noche

5 de septiembre de 2019 | | Comentarios | 153 veces leído

La información de último momento indica que lograron detener a uno de los narcotraficantes más buscados del país. Se trata de Luis “El Gordo” Saucedo de 39 años.
Según los datos trascendidos, la detención se produjo en Pilar, Paraguay y la ejecutaron fuerzas federales de elite del vecino país. Desde la justicia federal local, relataron que ahora comenzará el proceso de extradición del delincuente.
El detenido está acusado de comandar una de las tres bandas de narcotraficantes con base en Itatí en el marco de la megacausa Sapucay, los otros dos líderes ya están detenidos y Saucedo era el único que faltaba ser detenido.
Saucedo será trasladado hacia la capital del país vecino hacia la noche y allí se determinarán los pasos a seguir. Una de las primeras medidas será determinar si el ex prófugo ingresó al país ilegalmente, lo cual podría demorar su extradición.
Luis Alberto “El Gordo” Saucedo fue detenido hoy en la ciudad de Pilar, Paraguay, tras una intensa búsqueda mientras se mantuvo prófugo durante más de dos años. El correntino de 39 años fue sindicado como el líder de la banda desarticulada en marzo de 2017 en el operativo “Sapucay”.
La localidad correntina de Itatí fue noticia durante aquel año tras convertirse en el escenario en donde se destapó una red de narcotráfico en la que se investigaron los roles de numerosos dirigentes locales, incluido su ex intendente, y personal de las fuerzas de seguridad. El nombre de Saucedo fue uno de los primeros que salieron a la luz. Sin embargo, a pesar de que se efectuaron importantes detenciones, logró escaparse.
Tras no saberse más de él, el Ministerio de Seguridad de la Nación lo incorporó al listado de los prófugos más buscados de la Argentina. A Saucedo, en el listado de Interpol, se le adhirió la alerta roja, lo cual indicó la emergencia de su detención.
“Tráfico internacional de estupefacientes, lavado de activos y falsificación de documentos” y “Asociación ilícita en concurso real con tráfico ilícito de sustancias estupefacientes agravado por haberse servido de menores de dieciocho años de edad y por la intervención de funcionarios públicos” fueron los cargos por los que lo se lo buscó durante estos años.
Inicialmente, desde Seguridad ofrecieron $500.000 para dar con su paradero, cifra que aumentó un año más tarde en $1.500.000, ubicándolo en la cima en cuanto a recompensa por datos que ayuden a dar con los delincuentes que están prófugos de la Justicia.
Saucedo fue detenido tras un operativo efectuado entre Secretaría Nacional Antidrogas del Paraguay (SENAD), Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y la Gendarmería Nacional Argentina (GNA).
La causa, a cargo del juez federal Sergio Torres y del fiscal Carlos Stornelli, comenzó en mayo del 2014 en la Villa Zavaleta. Tres años más tarde, luego de una exhaustiva investigación criminal, 670 efectivos arribaron a la provincia de Corrientes para darle fin a un entramado delictivo en el que fueron detenidos el por entonces intendente de Itatí, Natividad Terán; el viceintendente Fabio Aquino, y el comisario Diego Osvaldo Ocampo Alvarenga, entre otros funcionarios.
La historia de “El Gordo” Saucedo
comenzó a desmenuzar el accionar y los bienes personales de Saucedo a comienzos de 2017. En los allanamientos encontraron veintitrés autos de alta gama, tres propiedades y varios bienes de lujo. Un patrimonio que Saucedo no pudo haber obtenido con su salario de empleado municipal de Itatí, uno de los últimos registros a su nombre, sitio en el que trabajó desde 2012 hasta 2016.
También se descubrieron otros dos trabajos en diferentes empresas. Sin embargo, el dato que sorprendió a los investigadores se obtuvo a raíz de un un plan social que cobraba Saucedo, a través de ANSES, en el Banco de Corrientes.
A Saucedo se lo señaló desde un primer momento como el líder de la banda que traficaba marihuana paraguaya a siete provincias argentinas desde el norte. Los investigadores le confirmaron a este medio que los vehículos secuestrados se utilizaban para transportar los pedidos en todo el país.
A su nombre, tenía tres propiedades importantes, una de ellas ubicada en la avenida Costanera, a metros de la Aduana, dato que también generó la sospecha de quienes llevaron a cabo las primeras tareas investigativas.
Saucedo, junto a otros nombres, encabezó una banda que necesitó a la política y a la Justicia para desviar la atención y poder llevar a cabo todas la maniobras propias del narcotráfico. Terán y Aquino fueron articuladores, partícipes necesarios y engranajes ayudados en el juzgado federal correntino que estaba a cargo del doctor Carlos Vicente Soto Dávila –hoy procesado–, quien firmó en su escritorio al menos una decena de expedientes relacionados a Saucedo, tal como reveló Infobae en marzo de 2017.
Saucedo fue encontrado en la vía pública paraguaya junto a Antonio Ramón Navarro, alias “Moncho”, otro delincuente buscado y ligado a la red. Ambos quedaron a disposición de la fiscal Ana Luz Franco y serán trasladados esta noche a Asunción, para luego iniciar los trámites de extradición a la Argentina.

Deja un comentario

Current month ye@r day *

FM Impacto 107.3 Mhz | © 2013

FM Impacto
Datavista