Confirmaron seis nuevos casos de coronavirus en el penal de Devoto y son 13 los contagiados

22 de mayo de 2020 | | Comentarios | 81 veces leído

A pocos días de que se cumpla un mes del violento motín en el penal de Villa Devoto y mientras la situación frente las distintas mesas de diálogo para llegar a una acuerdo aparentaban una cierta calma, en las últimas horas se confirmaron seis nuevos casos de COVID-19 y en total suman 13 los positivos dentro de la cárcel. Así lo confirmó el Servicio Penitenciario Federal (SPF) a Infobae. Además, sostuvieron que ya hay dos de los enfermos que se recuperaron.
Hasta el momento todos los contagios producidos se habían dado en la misma planta del penal, la número 2. Pero en las últimas horas eso cambió. Ayer, se confirmaron tres nuevos infectados de la planta 3, que está separada por unos 100 metros de la 2. Esto evidencia que el virus comenzó a esparcirse dentro del penal, según informaron.
Así, los informantes sostuvieron que los contagiados, una vez que tuvieron los síntomas, fueron trasladados a la Unidad N° 21 del Hospital Muñiz, situado en Uspallata 2272, en la Ciudad de Buenos Aires. Allí se les realizó un hisopado correspondiente para comprobar si tenían la enfermedad.
Los primeros dos casos se conocieron el sábado pasado. Según detallaron, el primero fue identificado como Enrique Loto, quien estaba alojado en el pabellón 6 del módulo 2. Luego, Nahuel Huerta del pabellón 5 también de la planta 2. En ese momento se creía que el virus se mantenía en esa planta. Hasta ayer.
Según confirmó el SPB, después de realizar los exámenes pertinentes, se confirmaron los casos de Miguel Ángel Maraviglia, Lorenzo Aguilar y Víctor Zelay –quien además padece diabetes y es un paciente de riesgo que había solicitado salir del penal–; estos tres cumplen su pena en el pabellón 9 de la planta 3. Por último, se sumó el caso del hermano de Huerta, Ezequiel, quien estaba alojado en el mismo pabellón que su pariente.
Así, los nuevos infectados se suman a los siete que ya habían sido confirmados. El primero fue el caso de Nicolás Cardozo, el joven que cayó desde uno de los techos de la cárcel el día del violento disturbio. El segundo infectado, Roberto Fontana, había salido de la prisión un día antes de la revuelta, por lo que no se lo contabiliza oficialmente como uno de los infectados dentro del penal. Y se lo internó en otro hospital.
Después de esos casos se confirmaron los de Gustavo Barreto y Cristian Garreda, quienes sí son parte de la lista de confirmados con COVID-19 del SPF.
En ellos ocurre un hecho de versiones cruzadas. Los detenidos fueron heridos el día del motín y una vez internados en el Hospital Pirovano, situado en Monroe 3555, se les realizó un hisopado y allí se detectó que estaban infectados.
Las versiones cruzadas están relacionadas con la manera en que fue producida la herida que los llevó al centro de salud. Según el SPF, con un arma blanca, y según los detenidos, con balas de plomo. Aún se investiga judicialmente lo que ocurrió aquel día. Ambos cumplían su condena en el pabellón 6 de la planta 2, a pocos metros de los nuevos infectados.
Así, el 10 de mayo pasado se sumaron a la lista de contagiados cuatro detenidos del mismo pabellón: el 8 de la planta 2. Según informaron, allí se alojan a extranjeros detenidos por venta de drogas.
Según dijeron, Carlos Ponce Uarte, quien fue el primero de ese nuevo grupo en tener síntomas, fue trasladado al centro médico. Después, otros tres compañeros del mismo pabellón, identificados como César Reyes Subieta, Víctor Ríos Sambrano y David Avila Pérez, comenzaron a presentar síntomas y fueron llevados al Muñiz por seguridad.
Allí, debido a que eran cuatro los detenidos padeciendo una misma sintomatología, decidieron realizarles el examen, que, como se dijo, lanzó resultados positivos.
En tanto, dentro del penal la situación de negociación continúa, según dijeron. Así, ayer hubo una nueva mesa de diálogo en la que los detenidos reclamaron que se cumpla lo que habían pactado y que revisen la situación de los presos en condición de riesgo a las distintas autoridades, entre ellas, el secretario de Justicia de la Nación, Juan Martín Mena.
El jueves próximo, según informaron, se hará una nueva mesa pero esta vez en el Ministerio de Justicia de la Nación, adonde concurrirán integrantes del Poder Legislativo, jueces de ejecución, de la Corte Suprema y del Ministerio de Salud. Los detenidos esperan que se resuelva la libertad de las personas que están en lista de riesgo y aquellos a los que se les han negado últimamente excarcelación, asistida, transitoria, condicional u arresto domiciliario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

FM Impacto 107.3 Mhz | © 2013

FM Impacto
Datavista