El tucumano que quiere salvar al mundo con una app captó las inversiones de Bill Gates y Jeff Bezos

22 de noviembre de 2020 | | Comentarios | 65 veces leído

Diego Sáez-Gil creó una startup que les permite a las empresas comprar créditos de carbono para compensar el daño que producen en el ambiente. La compañía utiliza imágenes satelitales e inteligencia artificial para validar el trabajo que hacen los restauradores de bosques.
En 2014, un grupo de argentinos había creado una serie de valijas inteligentes y financiado su aventura por crowdfunding: así nació Bluesmart, con sede en Brooklyn, Nueva York. Su éxito les permitió que el mismo Usain Bolt usara sus productos. Pero a finales de 2018, debido a la prohibición de llevar baterías de litio en el equipaje despachado, la compañía anunció el cese de operaciones y la venta de sus activos.

Diego Sáez-Gil, uno de los fundadores, se retiró 14 días a meditar en silencio con monjes budistas en Tailandia. Pero volvió con un nuevo proyecto llamado Pachama, que ya llamó la atención de inversores como Ryan Graves (Uber), Paul Graham (Y Combinator), Chris Sacca (Google); y Bill Gates y Jeff Bezos, los hombres más ricos del mundo. La nueva startup con sede en California utiliza imágenes satelitales e inteligencia artificial para validar el trabajo que hacen los restauradores de bosques.

«Una de las maneras de cuidar el medioambiente es la reforestación ya que revierte los problema del cambio climático. En Tucumán se inunda porque los bosques no paran el agua por la deforestación, son fuente de alimento para comunidades y la biodiversidad permite que la tierra sea fértil para la agricultura. Son una solución valiosa para el futuro de la humanidad», explicó en conversación con la Fundación del Tucumán, que retomaron medios locales y nacionales.

Otro de los puntos claves del proyecto es permitirles a las empresas comprar créditos de carbono para compensar el daño que producen en el ambiente. “Seleccionamos una lista de proyectos forestales de calidad para usted. Los verificamos de forma remota, asegurándonos de que sigan los estándares internacionales de créditos de carbono. Y a diferencia de las compensaciones más antiguas, Pachama verifica los proyectos para asegurarse de que protegen el carbono real en árboles viejos o en el cultivo de nuevos”, explican en su sitio web.

Para hacer las verificaciones, utilizan tecnología de teledetección y aprendizaje automático para realizar una evaluación secundaria de todos los proyectos en su plataforma. Durante este proceso, buscan algunos de los elementos clave para un proyecto forestal de calidad, incluyendo adicionalidad, justificación, riesgo de permanencia y niveles de carbono verificables.

Además, agregan que trabajan directamente con los desarrolladores para asegurarse de que el dinero se envíe a quienes protegen los bosques. “Los proyectos utilizan el dinero de su apoyo para actividades que protegen y restauran los bosques en cooperación con las comunidades locales, incluida la contratación de personal de seguridad para proteger los límites, la plantación de plántulas o la creación de nuevas instalaciones para respaldar los trabajos forestales”, advierten.

“Somos un grupo diverso de ingenieros, científicos y emprendedores. Los miembros de nuestro equipo obtuvieron un doctorado en silvicultura, diseñaron cohetes espaciales y desarrollaron modelos de aprendizaje profundo. Tenemos un profundo amor por la naturaleza y buscamos lograr una visión que ninguno de nosotros podría hacer solo”, concluyen.

¿Qué es un crédito de carbono?
Un crédito de carbono es una herramienta de financiación para respaldar proyectos que reducen las emisiones de gases de efecto invernadero o recuperan carbono de la atmósfera. Un solo crédito equivale a una tonelada de gases equivalentes de dióxido de carbono.

Los créditos de carbono fueron formalizados por el Protocolo de Kyoto de las Naciones Unidas. Ese organismo de la ONU también desarrolló los principios y reglas clave que rigen los créditos verificados en la actualidad.

Muchos expertos creen que los mercados de carbono anteriormente estaban inundados de créditos no verificados que no representaban una reducción real del carbono. El equipo de Pachama quiere cambiar eso, trabajando solo con proyectos que tienen verificación de terceros y pasan por sus propios estándares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

FM Impacto 107.3 Mhz | © 2013

FM Impacto
Datavista