Renunció el ministro de Obras Públicas y no descartan más cambios en el gabinete

9 de febrero de 2019 | | Comentarios | 106 veces leído

El ministro de Obras y Servicios Públicos, Bernardo Rodríguez, presentó ayer su renuncia y el principal candidato a sucederlo es Claudio Polich, director de Entes Descentralizados. La asunción del nuevo ministro se concretaría la semana próxima.
Rodríguez habría renunciado por “motivos personales” y para dedicarse de lleno a su actividad privada, ya que tiene una empresa de transporte de materiales.
El alejamiento se dio 48 horas después de la renuncia del subsecretario de Obras y Servicios Públicos, Miguel Angel Tombolini.
Según consignaron desde el Gobierno, el arquitecto habría tomado la decisión para acogerse al beneficio jubilatorio.
Se desconoce aún quiénes ocuparán esos lugares, pero Valdés nombraría a los sucesores en las próximas horas.
El ahora ex ministro había presentado su renuncia a mediados de semana, pero recién ayer fue aceptada por el gobernador Gustavo Valdés.
Rodríguez es de Curuzú Cuatiá, apodado “el Gringo” y hermano de la senadora Graciela Rodríguez.
Desembarcó oficialmente en la segunda gestión del ex mandatario Ricardo Colombi. Asumió la subintervención del Instituto de Viviendas de Corrientes (Invico), cargo que se creó exclusivamente para él.
En 2011 asumió la intervención del Invico tras la renuncia de Gustavo Maidana, entonces titular del organismo.
Hasta el 10 de diciembre de 2017 ocupó ese cargo, para luego asumir como ministro de Obras y Servicios Públicos con la gestión Valdés; lugar que quedó vacante, ya que Aníbal Godoy asumió como diputado provincial.
El “Gringo” permaneció 14 meses en el cargo, y era sindicado como un delfín de Ricardo Colombi.
Es el segundo portazo en el gabinete “heredado” de Valdés. El primero y más estrepitoso fue la renuncia del súper ministro Enrique Vaz Torres, mariscal de la economía correntina desde 2001 y por 15 años, con un impás en 2006.
Vaz Torres renunció, o lo renunciaron, en noviembre, y cuatro meses más tarde renunció (o lo renunciaron) el “Gringo” Rodríguez.
Otro de los que dimitió en 2018 fue el secretario de Energía, Eduardo Melano, quien había encarado una fuerte embestida contra la empresa transportista Transnea y gestionó varias obras energéticas.
Los rumores de un nuevo gabinete se suscitaron apenas Valdés tomó el bastón de mando, ya que siete de los 12 ministros los “heredó” de la gestión anterior.
El mandatario les impuso objetivos y les exigió evaluaciones trimestrales a cada uno. Cada área debía elevar un informe sobre sus acciones.
Lo dijo el propio Valdés en reiteradas ocasiones: “Hay ministerios que tienen que levantar la puntería”. Ello en el marco del anuncio de la llegada de un tablero de gestión, proyecto ejecutado con Nación, que todavía espera mejor suerte.
También, durante el segundo semestre del año pasado cobró fuerza la posibilidad de que el ministro de Salud, Ricardo Cardozo, renunciara. No obstante, el propio Valdés le ratificó su apoyo y se mostró en varias inauguraciones junto al funcionario.
Otra de las áreas apuntadas fue Desarrollo Humano. En varias oportunidades, incluso durante la gestión de Ricardo Colombi, se rumoreó acerca del alejamiento de Federico Mouliá, que ocupa ese cargo desde 2009.
Mouliá fue candidato a intendente de Mercedes en 2013. El resultado es conocido. Ahora continúa en el ministerio.
De cara a la posibilidad de cambios, Valdés había dejado trascender que no descartaba que varios ministros fueron candidatos en las elecciones legislativas de este año. Así habría vacantes en el organigrama provincial y Valdés conformaría un gabinete a su semejanza.

Deja un comentario

Current month ye@r day *

FM Impacto 107.3 Mhz | © 2013

FM Impacto
Datavista