Miguel Ángel Broda: “Lavagna no nos saca de la decadencia, hay que quebrar el capitalismo corporativo”

14 de marzo de 2019 | | Comentarios | 67 veces leído

Al economista Miguel Angel Broda le preguntaron si no tenía temor por una corrida cambiaria. “Cómo no voy a tener temor si el deporte nacional es dolarizarse, sobre todo los meses antes de las elecciones”, exclamó. Advirtió “no hay certidumbre”, y que se está recorriendo “un camino sinuoso” en materia cambiaria. “Hay riesgo, creo que lo pasamos”, dijo.

Fue ante un auditorio de 120 personas en el ciclo de conferencias organizado por el Rotary Club de Buenos Aires, en el Hotel Sheraton Libertador.

Roberto Lavagna no nos saca de la decadencia, hay que quebrar el capitalismo corporativo, pero la clase empresaria está muy entusiasmada con él
Así fue como el stock de Leliq, la deuda que emite el Banco Central para absorber pesos, alcanzó 1,18 billón de pesos. “Estoy preocupado por el billón de Leliq”, dijo. “Las Lebac eran explosivas. Las Leliq no, pero en la medida que no se destroce la demanda de pesos”.
Explicó que, para esta época, la simulación que había hecho el FMI en septiembre pasado esperaba unos $850 millones, pero entiende que hoy “hay un exceso de demanda de Leliq”, “porque la gente no está depositando” y el “carry trade se está dando vuelta”.
Recordó que los bancos enero pasado desarmaron posiciones en activos argentinos por USD 1.800 millones, que habían comprado con posiciones USD 500 millones de crédito del exterior y con posiciones propias en dólares. Esta salida está generando inestabilidad cambiaria y hace crecer el stock de Leliq “es dinámicamente estable, no explota, pero está por encima de las simulaciones”.

Estoy preocupado por el billón de Leliq. Las Lebac eran explosivas. Las Leliq no, pero en la medida que no se destroce la demanda de pesos
Con todo, dijo que el FMI monitorea la política monetaria y fiscal “como si fuera el Gordo Valor”. “Es importante la decisión del FMI de cuántos dólares habilita a vender. No para vender. Porque los sojeros son calculadores”, aseguró. Espera un permiso de USD 8.000 a 9000 millones, porque entiende que los chacareros no liquidarán las divisas si la expectativa de devaluación excede la tasa de interés doméstica.

Broda cree que el plan con el FMI no es un “programa Picapiedra, sino el jardín de infantes para ingresar a la primaria”. “Este es un programa simple, duro, pero muy serio”, detalló. Y tiene cuatro objetivos: quebrar la aceleración inflacionaria, evitar el default de la deuda, reducir los desequilibrios fiscales y externos y el desbalance del Banco Central y que la administración de Macri llegue a las elecciones.

Cómo se llega a las elecciones

El menú del encuentro fue entrada de ensalada de tomates, queso y albahaca, como entrada; y carne con puré de calabaza, como plato principal.

Para los postres –se sirvió ensalada de frutas–, Broda fue enfático que describir que la economía no será neutral en las elecciones. Analiza que la actividad económica ya tocó fondo (este primer trimestre ya no da negativo respecto del cuarto del año pasado), pero espera una caída de 1,1% del PBI este año. Con todo, recordó que el Gobierno espera una suba de 0,3% en el año y de 4% interanual en el cuarto trimestre. Y que el salario real crecerá entre 2 y 3% para los comicios. “Pero nos quedamos en el piso”, señaló.
Dijo que el Gobierno llega “a duras penas” al déficit primario de 1% del PBI, (“Si Macri pierde, probablemente sea más”) y que “hay que tocar” el sistema de jubilaciones y hacer una reforma laboral “de coparticipación federal y de inserción en el mundo”.

Le preguntaron si Macri lo haría y el economista dudó: “La intuición del Presidente es consistente, pero tampoco es seguro, porque el coraje no se ha manifestado”.

Siguiendo con el terreno político-electoral, Broda aseguró que “Roberto Lavagna no nos saca de la decadencia, hay que quebrar el capitalismo corporativo”, aunque reconoció que “la clase empresaria está muy entusiasmada con Lavagna”.

Agregó, además que ve chances de país normal “un poquito” con Sergio Massa, y “cero” con la ex presidente.

Programa para el próximo presidente

El economista confió que está preparando un plan económico de dos décadas, pero de shock , con un grupo de economistas entre los que están Domingo Cavallo, Ricardo López Murphy y Guillermo Calvo, y que se lo presentarán al próximo presidente. Aún no tiene claro el régimen monetario, pero sí la necesidad de solvencia fiscal intertemporal.

“El plan es para salir de la decadencia. Esto es una máquina de hacer pobres”, señaló. ¿Cómo se sale de la decadencia y la inestabilidad macro? “El consenso es absolutamente necesario”, respondió. “Si no se pisan callos, no se sale de la decadencia”, cerró.

Deja un comentario

Current month ye@r day *

FM Impacto 107.3 Mhz | © 2013

FM Impacto
Datavista