Schiaretti habló con Macri tras su triunfo en Córdoba y los gobernadores empujan por una reunión del PJ no K

14 de mayo de 2019 | | Comentarios | 45 veces leído

A pesar de la avalancha de votos, y la coronación final de su proyecto provincial, Juan Schiaretti aún no muestra todas las cartas.

“El cordobés que votó ayer para nosotros puede votar a un candidato a presidente de otro partido”, insistió el gobernador reelecto en la calurosa mañana de este lunes en la capital provincial en un brevísimo diálogo con Cadena 3, en la inauguración de un tramo de la colectora de la avenida de la Circunvalación.

Anoche, tarde, en medio del brindis que compartió con sus íntimos en la gobernación, Schiaretti tuvo una breve comunicación con Mauricio Macri, que lo felicitó por el categórico triunfo. Lo mismo el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, que le envió un mensaje de WhatsApp.

Más allá de los formalismos, y de la vieja vinculación con el Presidente, Schiaretti sí dedicó más tiempo anoche a conversar con los gobernadores del PJ no K y los dirigentes de Alternativa Federal que lo llamaron para felicitarlo. Desde Gustavo Bordet, Hugo Passalacqua y Juan Manzur, hasta Roberto Lavagna, Sergio Massa, Juan Manuel Urtubey y Miguel Ángel Pichetto.

“Es el líder político. Su voz es mucho más potente que hace algunas semanas”, le dijo a este medio uno de ellos.

Según pudo saber Infobae de fuentes del entorno de Schiaretti, los gobernadores hablaron de convocar lo más pronto posible a una reunión. El cordobés se mostró abierto a la convocatoria. Todavía no hay fecha ni lugar. Pero podría ser esta misma semana. Para aprovechar las burbujas de los festejos.

Más allá del hermetismo -evitó el contacto con los medios durante toda la campaña e incluso en las horas posteriores al triunfo-, el gobernador dejó clara anoche su postura en los poco más de 20 minutos del discurso ecléctico que pronunció en el escenario del hotel Quórum. “Estamos convencidos de que no habrá república en Argentina sin el peronismo y estamos convencidos de que no habrá futuro en el peronismo si no es republicano”, resaltó. “Los cordobeses queremos la moderación, no queremos la grieta que tanto daño hace a la Argentina”, agregó.

El mandatario no habló con Cristina Kirchner. El vínculo entre ambos es nulo desde hace años. La relación de la ex presidenta con las gestiones de José Manuel de la Sota y del gobernador reelecto fue tensa desde siempre. Consciente de eso, y del antikirchnerismo que atraviesa a buena parte de la sociedad cordobesa, Cristina Kirchner ofreció un gesto cuando retiró a su candidato.

El aplastante triunfo cordobés ubica a Schiaretti en una posición de privilegio de Alternativa Federal. Le da aire al espacio que fundó el año pasado junto a Pichetto, Massa y Urtubey, y que después no supo quebrar la polarización entre el Gobierno y el kirchnerismo. Asoma, en ese sentido, una suerte de operativo clamor en torno a la figura del gobernador reelecto como ordenador de dicha agrupación.

¿Qué hará Lavagna? El tiempo de definiciones empieza a agotarse. En el PJ no K ven al gobernador cordobés, que consolidó con creces su proyecto provincial -se quedó con la mayoría de la Legislatura-, como el encargado de ordenar y azuzar la conformación de una gran interna de cara a agosto que llegue competitiva a octubre. Es el principal desafío.

Este lunes, Schiaretti tenía previsto dedicarlo casi exclusivamente al análisis de los resultados de ayer junto a Manuel Calvo, su joven secretario de Comunicaciones y futuro vicegobernador; el senador Carlos Caserio, y el diputado Martín Llaryora, que le arrebató la ciudad capital a la UCR y que se posiciona como un dirigente de relevancia dentro del esquema “schiarettista”.

Después de eso, esperará unos días para que “decante” el resultado y ver la reacción del sistema político, en especial del PJ. En medio de insistentes trascendidos sobre su salud y de reiteradas desmentidas por parte de su círculo íntimo.
El hermetismo con el que Schiaretti diagramó su campaña no colabora con las versiones. De hecho, se escabulló todos estos meses de los medios de comunicación. Incluso este lunes tampoco concedió reportajes. Tampoco Ramón Mestre ni Mario Negri, que viajó a media mañana hacia Buenos Aires para despedir al diputado Héctor Olivares.

Los colaboradores del gobernador dan cuenta de que está convencido de colaborar activamente para revitalizar la tercera vía. Las elecciones del próximo 9 de junio en Tucumán y Entre Ríos, por lo pronto, también desnudarán el potencial electoral de Alternativa Federal. Bordet, que se encamina a una segura victoria en su provincia, podría tener también un rol relevante. El caso de Manzur aún no está claro: en su distrito, la popularidad de Cristina Kirchner es importante.

Este lunes, José Luis Gioja, presidente del PJ nacional, llamó a una reunión para mañana para analizar el resultado cordobés y el panorama en el resto de las provincias. La elección de Córdoba, el segundo distrito más relevante del país en términos electorales detrás de Buenos Aires, despertó de la modorra al PJ no kirchnerista, y puso en alerta al Gobierno y a Cristina Kirchner.

Deja un comentario

Current month ye@r day *

FM Impacto 107.3 Mhz | © 2013

FM Impacto
Datavista