Impacto 107.3

viernes 9 de diciembre de 2022

Bella Vista: Nubes Dispersas | Ahora: 41.59°C | ST: 42.11°C

Bianchi, tras terminar el torneo con Boca: «Soy el principal responsable de este mal año»

Tras otra mala actuación del equipo, y el consecuente empate 1-1 ante Gimnasia La Plata, el director técnico de Boca, Carlos Bianchi, brindó la última conferencia de prensa del año. Y allí, el «Virrey» no dudó en confesar que «soy el principal responsable del mediocre año que tuvimos»; mientras que también dejó en claro que, para el 2014, el plantel deberá cambiar de actitud y «tenemos que conseguir que nos transformemos en un equipo sólido y contundente».

TODAS LAS DECLARACIONES DE BIANCHI EN LA CONFERENCIA

«Las vacaciones llegan cuando no las deseábamos, nos hubiera gustado estar entre los postulantes al título. Fuimos nosotros los que no quisimos estar. Fuimos irregulares en los dos campeonatos. Tenemos que revertir la imagen, fuimos irregulares todo el año, es la imagen constante de Boca».
«Debemos tener una actitud diferente, positiva, estar convencidos de que tenemos que ser protagonistas. Lo logramos en algunos partidos, pero en otros no. Eso demuestra que seamos un equipo irregular. Tal vez el discurso para el plantel se va a basar en un cambio de actitud».
«Yo pienso que a los jugadores de Boca no les pesa la camiseta. Pienso más en una forma futbolística, en un bajo nivel. Tengo mucho más en cuenta eso que el problema de la camiseta. A todos los que están acá les da placer vestir la camiseta de Boca, intentan siempre hacer las cosas bien. Pero cuando uno no tiene buen nivel físico o futbolístico, no llega a hacer lo que pretende. Estoy convencido de que con estos jugadores tenemos que estar entre los mejores, hoy no lo estamos por un solo partido».
«Yo soy el principal responsable del año de Boca, le tengo que dar identidad al equipo, yo lo formo. Si no salen las cosas, soy consciente de eso. Me abocaré a cambiar la situación. A ninguno le da placer la situación, tenemos que ser protagonistas y no lo fuimos. A partir del 3 de enero tenemos que cambiar la imagen , tener el porotgonismo que pide Boca».
«Me cuesta digerir el año, no fue el que pensábamos todos. No se acepta fácilmente eso. Para borrar lo que no se acepta hay que tratar de que las cosas vayan bien. Vamos a tener que dar más el año que viene. Siempre se puede dar más, es cuestión de convencimiento. Este año disfruté los Octavos y los Cuartos de la Copa Libertadores, ahí el equipo mostró un nivel interesante. Después hubo una serie de 4 ó 5 partidos a partir de Vélez, de muy buen nivel. Pero la irregularidad parecería que es una constante y hace que no tengamos los resultados que deseamos».
«Eso (los refuerzos) lo hablaremos a partir de mañana, no tomamos decisiones todavía, pienso que me voy a encontrar con los mismos jugadores que están hoy y veremos si incorporamos. No hablamos claramente con el presidente todavía».
«No me gustó ninguno de los dos tiempos del partido de hoy. Ellos abrieron el marcador en una acción fortuita, porque uno le erra al control y entra el otro con el balón. Fuimos a buscar el empate, lo logramos, pudimos hacer el segundo, pero también nos pudieron convertir. Fue un empate lógico, la producción no fue buena».
«Modificar de jugadores no, debemos perseverar en nuestro discurso, convencerlos, es la mejor manera de tener el protagonismo. Eso es el trabajo mío. Espero que comprendan, se mentalicen y se concentren en un objetivo. Hubo veces que el objetivo era tal cosa y se logró, por ejemplo cuando fuimos a River y ganamos, estábamos convencidos. Globalmente es más importante lograr cosas».
«Creo mucho en el jugador, estoy convencido que todos, dentro de sus posibilidades, dieron el máximo. Tal vez ese máximo no sea suficiente para ganar. Digo que la actitud es más importante que los sistemas. Sin actitud no se logran los objetivos. Todos los que tienen actitud tienen alma, vida, y eso es lo que voy a tratar de hacerles comprender, que es muy importante».
«Les dije que teníamos que cambiar la actitud, presionar, buscar al adversario, tener la pelota. Si uno no lo mueve, el adversario se instala en un confort que deja pasar los minutos. Creo que en el segundo tiempo la actitud fue más positiva, pero tuvimos tantas chances de ganar como de perder».
«Hay que buscar la pretensión de ser sólidos defensivamente, con resto físico en el medio y percutantes adelante. Es lo que deseamos todos. Las épocas son diferentes. A veces es lindo el pasado, pero tengo que vivir el presente y el presente no es lo que deseábamos todos».
«Uno siempre quiere que el equipo juegue de la misma manera. Como se juega de local, así tenemos que jugar igual de visitante. Si no lo logramos, es porque no tenemos la actitud para superar al adversario».