Impacto 107.3

lunes 26 de septiembre de 2022

Bella Vista: Cielo Claro | Ahora: 13.9°C | ST: 13.38°C

Dólar hoy: $ 152,24 | Dólar blue:$ 287,00

Con Messi como figura, el Barça venció a Atlético Madrid en un partido clave y da pelea en la Liga

Los catalanes se impusieron por 3 a 1 con un tanto de la «La Pulga», que clave en los goles de Neymar y Suárez, y cometió el penal en el descuento de Mandzukic
El elenco de Luis Enrique dio una muestra de carácter en su cancha y ante un rival difícil, que defiende el título en la Liga de España y contra el que llevaba seis partidos consecutivos sin poder ganar, y se quedó con la victoria en la fecha 18.
Con goles de sus tres delanteros, Neymar, Luis Suáres y Lionel Messi, Barcelona en el Camp Nou venció por 3 a 1 Atlético Madrid, que descontó por medio de Mario Mandzukic. Así se mantiene segundo, con 41 unidades, una menos que Real Madrid. Los de Simeone marchan tercero con 38.
«La Pulga» se vistió otra vez de héroe en el Barcelona y fue el gran protagonista del partido. Antes del comienzo encabezó el homenaje a Jorge “Topo” López y recibió el premio por convertirse en el máximo goleador en la historia de la Liga.
Cuando comenzó la acción, el rosarino las hizo todas: armó las jugadas en los dos primeros goles, llegó a las 100 asistencias en la competencia –el único junto a Luis Figo que lo logró en los últimos 25 años-, cometió el penal para el descuento del Atlético, fue amonestado por una plancha contra el arquero rival, protagonizó una mano que no fue cobrada y derivó en el tanto de Suárez, se hizo dueño de la pelota y liquidó el encuentro.
En el primero tiempo se vio la mejor versión del Barcelona, con sus delanteros como principal arma, el control de la pelota, la movilidad en ataque y un Messi enchufado sometió al equipo que dirige Diego Simeone desde el comienzo.
A los 8’ llegó el primer aviso con el argentino, que no pudo definir y la pelota se fue cerca del arco de Moya. A los 11’, arrancó el rosarino por la derecha, desarmó la defensa, encontró el hueco y pasó al medio, no llegó Suárez pero si Neymar y el local se puso en ventaja 1 a 0. Luego, el brasileño recibió una patada en el tobillo que lo dejó sangrando fuera del campo.
Desde allí, el juego cambió. Se adelantó el Atlético Madrid en busca de la igualdad y dejó espacios en su campo, que los de Luis Enrique aprovecharon para llevar peligro. A los 28’, otra vez Messi quedó mano a mano con el arquero y Moya se quedó con la chance, siete minutos después otra vez el argentino desbordó y como en el primer tanto habilitó al uruguayo en el centro que mandó la pelota al fondo de la red para el 2 a 0.

Era una demostración del Barcelona ante un rival desorientado. Pudo ampliar la ventaja en los últimos minutos pero le faltó claridad. El público catalán despidió a sus jugadores con aplausos esperando el remate en el complemento.
Si bien el segundo tiempo comenzó con la misma tónica: el Barça dominando y el Atlético desordenado, a los 12’ Messi tocó el pie del portugués Gamez y el árbitro sancionó penal. Es la primera vez en su carrera que al argentino le cobran la pena máxima.
El croata Mario Mandzukic se hizo cargo de la ejecución y con violencia descontó para el visitante. Ahí el encuentro volvió a cambiar y se pareció más a lo que se esperaba en la previa. Los de Simeone mejoraron en la presión, apuraron a los catalanes y el duelo se hizo intenso.
Lo tuvo Messi a los 63’ y volvió a definir mal. El local manejaba la pelota y fallaba en el último pase, el visitante era directo y tuvo sus chances, a los 79’, no pudo definir una buena jugada de Turan, con asistencia de taco y caño, y a los 84’ Bravo contuvo un remate de Thiago.
El partido se terminaba entre roces, discusiones y acercamientos a los arcos, cuando apareció Messi por el centro, abrió para Rakitic y fue a buscar la pared, la jugada se ensució pero el argentino no perdió de vista el balón, capturó el rebote y liquidó el encuentro. Fue 3 a 1 para el Barcelona, que sigue dando pelea en la Liga.
El rosarino llevaba 7 partidos seguidos sin marcarle al Atlético, rival al que le anotó 21 goles y es una de sus víctimas favoritas junto a Sevilla y Real Madrid.