Impacto 107.3

miércoles 10 de agosto de 2022

Bella Vista: Muy Nuboso | Ahora: 8.08°C | ST: 6.88°C

Dólar hoy: $ 140,77 | Dólar blue:$ 293,00

En el último suspiro, Lionel Messi le dio una vida más al Barcelona

Cani y Trigueros le daban el triunfo al Villarreal, pero dos goles en contra y uno de «La Pulga» revirtieron el marcador por 3-2 en favor del equipo de Martino, que queda a cuatro puntos del líder, Atlético Madrid, a falta de tres fechas. El duelo se jugó en el marco del luto por la muerte de Tito Vilanova.
Barcelona dio una muestra de carácter en su visita al Villarreal y se quedó con un agónico triunfo por 3-2 en un fin de semana muy duro para el equipo culé luego de la muerte de Tito Vilanova el último viernes. El mundo catalán aún llora a uno de los técnicos más queridos en la historia del club y quién fue la mano derecha de «Pep» Guardiola al frente de uno de los mejores equipos del mundo.

Barcelona comenzó el encuentro con más vocación ofensiva, pero sin claridad en los últimos metros. Villarreal aprovechaba los espacios que dejaba la visita al retroceder y generaba las situaciones más peligrosas.

El elenco local casi abre el marcador a los 23 minutos, luego de una pelota que rebotó en Giovani y que terminó afuera. El delantero se volvió a perder una conquista instantes después, cuando no llegó a empujar un peligroso centro de Cani.

El equipo del «Tata» Martino intentaba con jugadas poco profundas y sus delanteros chocaban con la férrea defensa del «Submarino amarillo». Los locales celebraban esa falta de contundencia y arremetían contra el arco defendido por Pinto con jugadas como la que, a los 43 minutos, culminó con un peligroso centro atrás que Aquino recibió solo para sacar un remate que fue salvado por la defensa visitante en la línea.

Luego de esas oportunidades más que claras, iba a llegar la apertura del marcador para los locales. A los 45 minutos, metieron el centro para Cani quien ingresó al área prácticamente sin marca y, de primera, definió para poner el 1-0.

El complemento comenzó con un Barcelona enojado por la desventaja, intentando el empate a través del talento de sus jugadores de ataque. A los 4 minutos, Alexis Sánchez enfrentó al arquero y este lo tocó abajo, pero el árbitro no advirtió la falta. No solo no cobró penal, sino que amonestó al chileno por un manotazo contra Asenjo.

Lionel Messi fue el protagonista de las siguientes aproximaciones del Barcelona, pero sus intentos siempre terminaron en las manos del arquero. Un remate cruzado y dos tiros libres no terminaron en gol por la atenta respuesta de Asenjo.

En el marco de la insistencia del Barça por llegar al empate, Villarreal iba a lograr la segunda conquista del encuentro. Trigueros fue el encargado de marcar el 2-0.

A partir de ese momento, el encuentro iba a dar un vuelco impensado y casi insólito. A los 20 minutos, Gabriel marcó en contra de su propia valla y acercó a los catalanes en el marcador. Poco después, el argentino Mateo Musacchio, en un intento por despejar de cabeza, iba a meter la pelota en su arco, marcando la igualdad que el Barcelona no había podido alcanzar a través de sus propios jugadores.

Lionel Messi iba a aparecer a ocho minutos del final para definir una gran asistencia de Cesc Fábregas, revertir el marcador y mantener encendida la esperanza del elenco catalán en la Liga.

Una jugada polémica iba a llegar tan solo dos minutos después cuando Busquets bajó a Aquino en el ingreso al área y, aunque los jugadores locales reclamaron penal, el árbitro dio un tiro libre que no significó mayor peligro para el Barcelona.

Con esta agónica victoria, Barcelona llega a 84 puntos en la Liga y queda cuatro por debajo del líder Atlético Madrid, cuando quedan tres fechas para el cierre de la competencia.

Villarreal, en tanto, quedó con 52 unidades y dejó pasar una gran chance de recortar los cinco puntos que lo separan de la Real Sociedad, el último que hoy clasifica a las copas europeas.