Impacto 107.3

miércoles 28 de septiembre de 2022

Bella Vista: Nubes Dispersas | Ahora: 16.29°C | ST: 15.65°C

Dólar hoy: $ 153,31 | Dólar blue:$ 290,00

Este lunes se conocerá el diagnóstico de Orión, el cuarto lesionado del año

El arquero Agustín Orión, cuarto lesionado del año en Boca Juniors, tendrá el diagnóstico definitivo de su lesión cuando los jugadores dirigidos por Carlos Bianchi retomen los entrenamientos en el predio de Casa Amarilla.El futbolista del seleccionado argentino extendió el maleficio de las dolencias cuando debió abandonar la cancha con una molestia muscular en el transcurso del segundo tiempo del superclásico ante River Plate (1-1) en Mar del Plata.

A la salida del estadio, el arquero brindó tranquilidad respecto del pronóstico, al asegurar que «en principio se trató de una contractura» en un aductor de acuerdo a los conversado con los médicos del plantel.

«Sentí una molestia y no quise seguir con el riesgo que se agravara. Si hubiera sido un partido oficial, de campeonato, seguramente seguía», explicó en torno a la gravedad de su lesión, cuyo diagnóstico final se conocerá mañana tras los estudios.

«Así es el fútbol, no voy a decir nada. Sintió una molestia y tuvo que salir…», expresó Bianchi con mediana preocupación ante una racha que ya sumó cuatro ingresos a enfermería en lo que va del año luego de un 2013 fatídico en ese aspecto.

Aunque en el club buscaron relativizarlo, el primer afectado del plantel «xeneize» fue el zaguero Claudio Pérez, quien estuvo al margen de la convocatoria de los dos primeros partidos amistosos (Estudiantes y River) por una fatiga muscular.

«Chiqui» trabajó de modo diferenciado a lo largo de la última semana y recién ayer hizo fútbol en un partido que la Reserva perdió con Defensa y Justicia por 3-0.

Las lesiones de gravedad llegaron después. El jueves pasado, por caso, se conoció que el delantero Claudio Riaño padeció una distensión en el bíceps femoral izquierdo en la derrota con Estudiantes (1-0), la noche anterior.

Y el viernes trascendió que el juvenil Joel Acosta sufrió la rotura de ligamentos cruzados en la pierna derecha durante el entrenamiento del jueves.

Ese trastorno le permitirá a Boca incorporar un jugador más, luego de pedirle ayer a la AFA la autorización correspondiente con una nota firmada por el presidente Daniel Angelici.

Después de sumar a los defensores Hernán Grana y Juan Forlín, que debutaron anoche ante River, la dirigencia tendrá diez días para la búsqueda de un mediocampista derecho.

Tanto Angelici como Bianchi avisaron que el elegido todavía no fue consensuado pero ya trascendió que al entrenador le gusta el mediocampista Diego Perotti, hijo de Hugo «El Mono», wing campeón de la Libertadores 1978 y el Metropolitano 1981 en el club.

El volante (25 años), que sólo vistió la camiseta del Deportivo Morón en el fútbol argentino, milita en Sevilla desde junio de 2007 (integró también la filial de esa institución) y tuvo un fugaz paso por el seleccionado nacional en la época de Sergio «Checho» Batista.

Su eventual arribo comenzará a definirse desde mañana cuando Boca retome su pretemporada en el inicio de una semana que también concentra la expectativa de saber si finalmente Juan Román Riquelme podrá sumarse a los trabajos con el resto del plantel.

Desde la vuelta de las vacaciones, el capitán «xeneize» se entrena de manera diferenciada por un desgarro en la pierna izquierda que sufrió el 24 de noviembre pasado en un partido con All Boys por el torneo Inicial.