Impacto 107.3

martes 6 de diciembre de 2022

Bella Vista: Cielo Claro | Ahora: 27.47°C | ST: 28.27°C

Maravilla: Cotto no pasa del noveno round

En un spot televisivo de presentación de la pelea del 7 de junio en el Madison Square Garden ambos boxeadores tuvieron un cruce caliente. «Le voy a ganar por nocaut», dijo el argentino y acusó al puertorriqueño de hacer pedidos de diva. En el clásico face off que la cadena HBO realiza como previa de la gran pelea, ambos contendientes al título de los medios del Consejo Mundial de Boxeo mantuvieron un encendido debate con acusaciones cruzadas.»Sus peticiones molestan porque se está maltratando la historia del boxeo, no solo la mía que soy el campeón. Son caprichos de diva. Pidió el rincón rojo, subir último al ring, ser presentado último y una serie de cosas más que si no son caprichos de diva, díganme cómo se llama eso», comenzó Sergio «Maravilla» Martínez.

Miguel Cotto se defendió de las acusaciones explicando que esa era su posición y luchar en la pelea, que fue la misma que tuvo cuando se enfrentó con Floyd Mayweather y Manny Pacquiao.

Max Kellerman, el mediador del debate, le dio la oportunidad de la réplica al argentino, que con ironía tiró: «¿Peleaste con dos clase A y le ganaste a ambos? Ah, no, perdón, perdiste con los dos».

Ante esta sentencia, el retador Cotto reconoció: «Es la pelea más grande de mi carrera», porque podría, si gana, convertirse en el primer puertorriqueño en ser campeón en cuatro categorías diferentes.

«Maravilla» prometió dejar la vida y un poco más sobre el ring del Madison Square Garden, donde peleará por primera mientras que su rival ya estuvo allí en otras nueve oportunidades con una sola derrota.

«No pasará del noveno asalto, le voy a ganar por nocaut. Va a ser una pelea en la que iré de poco a poco, será como construir un muro o derribar un árbol. Poco a poco Cotto se irá cayendo, de eso estoy seguro», dijo Martínez.

Para cerrar el enfrentamiento verbal, ambos púgiles reconocieron que será un gran combate con un verdadero estilo y ambos se mostraron confiados en que se quedarán con el cinturón.