Impacto 107.3

sábado 1 de octubre de 2022

Bella Vista: Cielo Claro | Ahora: 24.14°C | ST: 23.63°C

Dólar hoy: | Dólar blue:

Nadal vendrá a la Argentina pese a la lesión que sufrió en Australia

Tony Nadal, tío y entrenador del N° 1 del mundo, dijo que viajarán a Buenos Aires el jueves 6 de febrero para disputar el ATP porteño. Puntualizó que lo del español es una contractura que no reviste gravedad.
«El doctor dijo que esto es una contractura, un tema muscular que se curará con unos días de reposo. Ya el jueves de la semana que viene nos iremos para Argentina», tranquilizó Tony Nadal, entrenador de Rafa, tras las especulaciones sobre el estado físico del español.La lesión que sufrió en la espalda durante el segundo set de la final del Open de Australia el pasado domingo encendieron las alarmas y preocupó a los organizadores del ATP de Buenos Aires (8 al 16 de febrero); temían que fuese grave y así el español no pudiese participar pero finalmente llegó la calma a partir de la confirmación de Tony.

El tío del mejor tenista del planeta contó en declaraciones a Cadena Ser cómo fue el momento de la lesión: «Rafa ya venía teniendo molestias durante la semana, pero muy suaves, de esas que normalmente no te impiden nada, pero en el segundo juego del segundo set notó un pinchazo y ahí es cuando sabe que no puede jugar más».En este contexto agregó que «después de hacer el tratamiento dentro de la pista y yo le pregunto qué pasaba me dijo: ‘Se acabó'».

Tony Nadal recordó que Rafa ya nada pudo hacer e incluso minimizó que su pupilo haya ganado el tercer set de la final, situación que justificó más por errores de Stanislas Wawrinka, el campeón, que por aciertos del mallorquín: «El tercer set lo ganó más que nada por despiste del rival, que se encontraba dos sets a cero y veía la posibilidad de ganar el open de Australia, que es muy importante para él, y ver que Rafael había bajado tanto el nivel, supongo que le aceleró las pulsaciones y eso le hizo jugar peor, pero Rafael no hizo muchos méritos para ganar».

Por último, el entrenador también llevó tranquilidad a los seguidores de Rafa cuando aseguró que el problema de las ampollas en las manos está controlado: «La mano está bien. En el tercer set se le escapó la protección y ya no se puso otra no sólo porque sabía que estaba perdido sino porque no le molestaba».