Impacto 107.3

martes 29 de noviembre de 2022

Bella Vista: Cielo Claro | Ahora: 33.38°C | ST: 32.33°C

Renunció Javier Cantero como presidente de Independiente

El dirigente habló con Julio Grondona y envió un telegrama dando cuenta de su decisión. Las elecciones para designar a su sucesor serían el próximo 6 de julio. El vicepresidente segundo Claudio Keblatis asumirá en forma interina.
Acorralado por la crisis que atraviesa Independiente, sin respaldo y cuestionado desde varios sectores, Javier Cantero finalmente presentó hoy su renuncia. El dirigente le anunció su decisión al titular de la AFA, Julio Grondona, y luego envió un telegrama dando cuenta de la determinación.

Con la salida de Cantero, asumirá en su lugar en forma provisoria el vicepresidente segundo, Claudio Keblaitis, ya que el vice primero, Rubén Vázquez, fue uno de los tantos dirigentes que dieron un paso al costado en desacuerdo con la gestión de Cantero.

Ahora se espera que Keblaitis convoque a los asambleístas del club y se ponga fecha a las elecciones, que serían el próximo 6 de julio. El alejamiento de Cantero también permitiría reflotar el acuerdo con la oposición, que se dio por hecho y caído en reiteradas oportunidades.

Cantero, miembro de la agrupación «Independiente Místico», fue elegido presidente del club en diciembre de 2011 tras la gestión de Julio Comparada. Durante su mandato, el «Rojo» descendió por primera vez en su historia en junio del año pasado.

El ex presidente llegó a la cúpula de la dirigencia del «Rojo» respaldado por los socios, quienes venían de sufrir una mala gestión encabezada por Julio Comparada. Cantero arribó al club con la intención de ordenar las cuentas, sanear las deudas y pelear contra los barras incrustados en los pasillos de la institución.

Durante su mandato llegaron al club un sinfín de jugadores que no lograron tener su mejor rendimiento y generaron deudas enormes imposibles de pagar para una institución que se hundía por una grave situación financiera. Para ese momento, Independiente debía sueldos de los empleados, los futbolistas y los cuerpos técnicos que habían pasado por el equipo.

Cantero heredó a Ramón Díaz en el cargo de entrenador y terminó enfrentado con el riojano por una deuda que le reclamó al club. El cargo lo tomó Cristian Díaz, el ex lateral de Independiente, que se encontraba dirigiendo la reserva. Su etapa como entrenador culminó cuando el «Rojo» quedó en la última ubicación en la tabla de los promedios.

El presidente intentó cubrir sus espaldas ante la crisis futbolística del equipo y escuchó el pedido del hincha. Buscó al «Tolo» Gallego, pero el entrenador campeón con Independiente en el 2002 no logró encontrar la fórmula para obtener triunfos y se fue con el equipo al borde del descenso.

Javier Cantero resistió lo que pudo al frente del club. Soportó, junto a Miguel Brindisi, el descenso al Nacional B por primera vez en la historia y luego decidió incorporar a Omar De Felippe para encaminar al equipo en la lucha por ascender.

El ahora ex presidente del equipo de Avellaneda enfrentó a la barra brava durante toda su gestión e intento que su lucha se traslade a otros clubes. Nunca tuvo el apoyo suficiente y su cruzada contra la violencia se diluyó en el tiempo y en discursos mediáticos.

A 8 meses del final de su mandato, Cantero le puso punto final a su gestión. Se fue del club agobiado por una crisis institucional, financiera y futbolística que terminó con el equipo en la segunda división del fútbol argentino y una deuda enorme que será uno de los problemas principales que deberá enfrentar la próxima comisión directiva.