Impacto 107.3

miércoles 5 de octubre de 2022

Bella Vista: Lluvia Ligera | Ahora: 23.64°C | ST: 23.63°C

Dólar hoy: | Dólar blue:

Riquelme vuelve a la carga: «Yo soy bostero, no sé de qué equipo es Angelici»

Como cada vez que habla desde su intempestiva partida del club, Juan Román Riquelme se refirió a la actualidad de Boca y sumó un nuevo capítulo a su eterna contienda con Daniel Angelici, presidente del club.
El ídolo boquense aclaró no ser amigo de Angelici, sobre quien volvió a sembrar dudas en cuanto a sus preferencias futbolísticas al asegurar que «no sé de qué equipo será hincha»,

Nota Relacionada: Mirá el emotivo reencuentro entre Riquelme y el Negro Cáceres
«No soy amigo de Angelici, no sé de qué club será hincha», expresó el 10, que actualmente viste la camiseta de Argentinos Juniors en la Primera B Nacional. Días atrás, la máxima autoridad de la entidad había remarcado que, pese a no estar hoy en el club, Riquelme «tiene las puertas abiertas» para regresar a Boca.

«Lo que tengo clarísimo es que el día de mañana volveré a la Bombonera con mi hijo y pagaré la entrada», contraatacó Riquelme, que también supo vestir las camisetas de Barcelona y Villarreal, ambos de España.

«Angelici es el presidente del club. Yo soy bostero de verdad y ojalá que Boca gane la Copa Sudamericana», remarcó Riquelme, a quien no se le renovó el contrato para continuar en el club de la Ribera, en junio pasado.

«Lo único que quiero es que Boca gane. Quiero que el club alcance a Independiente en la suma de Copas Libertadores», apuntó el jugador, de 36 años, en referencia a que la institución xeneize reúne 6 títulos continentales, mientras que la de Avellaneda tiene uno más.

Riquelme también se refirió a la conflictiva salida que tuvo el anterior entrenador, Carlos Bianchi, de quien dijo que «merece una estatua» por todo lo que obtuvo con la entidad de la Ribera. «El hincha de Boca debe tener más respeto por Bianchi. Boca es el club más grande del país y él nos hizo más grande», opinó, a lo que agregó: «Si Boca hace un año y medio que no gana nada y parece una eternidad, fue Bianchi el que nos cambió la identidad».