Impacto 107.3

martes 5 de julio de 2022

Bella Vista: Nubes | Ahora: 19.91°C | ST: 19.94°C

Dólar hoy: $ 132,54 | Dólar blue:$ 267,00

River fue pura efectividad ante Boca y dejó en silencio a La Bombonera

El Millonario aprovechó sus pocas chances y venció 2 a 1 a un Xeneize que tuvo las chances más claras. Lanzini y Funes Mori anotaron para el visitante. Riquelme había empatado transitoriamente con un gran tiro libre.River superó 2-1 a Boca y se quedó con una nueva edición del Superclásico en La Bombonera, válido por la 10ma fecha del Torneo Final. Manuel Lanzini abrió el marcador a los 12 minutos de la segunda mitad, Juan Román Riquelme lo igualó con un golazo de tiro libre a los 22 minutos, pero sobre el final del partido apareció Ramiro Funes Mori y le dio el triunfo al Millonario que volvió a ganar en La Boca 10 años después.El partido tuvo un arranque parejo, pese a las primeras insinuaciones de River, el Xeneize se adueñó de la pelota en los primeros minutos y consiguió llegar con profundidad en dos oportunidades gracias al buen arranque de Juan Manuel Martínez pero los centros que cayeron en el área Millonario quedaron en la nada.

A los 11 Boca tuvo la situación más clara, Román limpió la jugada en la mitad de cancha con un caño delicioso sobre Carbonero y remontó la cancha, la pelota terminó en los pies de Sánchez Miño que envió un centro bajo que encontró solo al Burrito Martínez que no le pudo pegar con comodidad y Barovero terminó mandando la pelota al córner cuando se le metía por arriba.

River reaccionó y a los 15 minutos avisó con un remate de Teo que terminó saliendo muy desviado tras una rápida recuperación y pase de Lanzini en la mitad de cancha. Tres minutos después el que lo tuvo fue Rojas, quien recibió solo en el área después de un gran pase de Cavenaghi, pero el volante se demoró y Erbes se la quitó desde atrás.

A los 19 llegó la más clara para el Millonario, en una contra Teo quedó junto a Lanzini y Cavenaghi en superioridad numérica ante la defensa local pero decidió mal el pase para Lanzini y la pelota terminó en manos de Orion que salió rápido a cortar la jugada.

La última y más clara para el equipo de Bianchi se dio a los 22 minutos luego de otra gran desborde de Insúa por la izquierda y sacó un centro preciso para el Burrito que cabeceó con potencia pero su remate salió al medio del arco y Barovero se quedó con la pelota.

A medida que pasaron los minutos el cansancio se hizo evidente entre los jugadores luego de un primer tiempo que se jugó con mucha intensidad y el ritmo del partido fue decayendo hasta el descanso.
El segundo tiempo tuvo un arranque similar a la primera mitad, Boca intentó adueñarse de la pelota desde el arranque y a los 2 minutos avisó con una chance inmejorable, Riquelme buscó a Gigliotti que no pudo darle con comodidad y el rebote le quedó a Erbes que sacó un remate flojo y Barovero no tuvo problemas para controlar la pelota en dos tiempos.

River reaccionó inmediatamente y avisó con un remate de Teo, el colombiano quedó mano a mano con Forlín en otra contra bien manejada y su remate terminó saliendo cerca del palo.

A los 11 minutos el que avisó fue Rojas con un remate de media distancia pero no tuvo puntería y Orion controló el balón en el centro del arco.

Y apenas un minuto después llegó la apertura del marcador para el Millonario, Teo desbordó por la derecha al borde del offside y sacó un pase preciso para Lanzini que a toda velocidad se metió en el área y definió cruzado por encima de Orion que había salido a cerrar el ángulo.

El gol fue un mazazo para el equipo local que intentó recuperar el control y comenzó a empujar nuevamente contra el arco de Barovero, finalmente a los 22 minutos llegó el esperado empate. Román Riquelme frotó la lámpara y colgó la pelota en un ángulo desde un tiro libre en el borde del área y despertó al equipo.

Tres minutos después el que lo tuvo fue indúa quien después de un rebote largo se animó a pegarle de media distancia y su potente remate terminó estallando en las manos de Barovero que contuvo en dos tiempos.

El gol encendió al equipo de Bianchi que recuperó la confianza y comenzó a empujar a River contra su arco en busca del triunfo pero otra vez la falta de puntería le costó caro al equipo que terminó lamentándose.

A los 40 minutos y cuando parecía que el partido iba a terminar empatado apareció Ramiro Funes Mori que anticipó a toda la defensa y a la floja salida de Orion para poner el 2-1 definitivo y darle el Superclásico a River.

Así el Millonario consiguió un triunfo histórico, ganó 10 años después en la cancha de Boca y además quedó apenas un punto por detrás de Colón en la cima de la tabla para volver a soñar con pelear por el título.

Por el lado de Boca la derrota es un nuevo golpe para una temporada irregular y ahora queda lejos de la pelea por el título. El partido aparecía como la gran oportunidad para cambiar la cara y repuntar pero ahora el equipo deberá reagruparse y volver a comenzar.