Impacto 107.3

domingo 3 de julio de 2022

Bella Vista: Nubes | Ahora: 14.02°C | ST: 13.23°C

Dólar hoy: $ 130,69 | Dólar blue:$ 239,00

Un ex Boca pasó por el Paraná y sacó un surubí de 30 kilos

El Chaco Insaurralde dejó el frío de Moscú y anda por su provincia de vacaciones. Entre la pesca y las pasadas, reconoce que le encantaría pegar la vuelta algún día.

A partir del 23 de diciembre y durante todo enero, la terminal de Retiro vive días de furia. En una de las fechas hot, Juan Manuel Insaurralde, con vestimenta de playa, era uno más despidiendo a su mamá que se iba para Chaco (“fue imposible conseguirle pasaje en avión”). Lo extraño del caso es que, justamente, pasaba inadvertido entre los cientos que iban y venían. Inimaginable si hubiese ocurrido entre junio de 2010 y julio de 2012, cuando el central de 29 años vestía el escudo que te destaca más que un show de fuegos artificiales en el campo.

-¿Te vas de Boca y la gente se olvida?

-Y, pasa el tiempo. Si estuviese jugando no podría haber ido a Retiro. Pero cuando la gente me encuentra en la calle te reconoce, por ahí no se imaginaban verme ahí. Pasás por Boca y la gente no se olvida, valora la forma en que terminamos. Me preguntan cuándo voy a volver.

-¿Y tenés ganas?

-Obvio que tengo ganas. No sé si ahora o más adelante, ojalá se pueda dar.

-Por ahí cuando estén Palermo con Schiavi…

-Ojalá que pueda estar bien cuando llegue el momento, y que ellos se fijen en mí y se pueda dar.

-Schiavi, que vuelve a jugar, dice que te salvó…

-¿Va a volver a jugar? Le agarró el viejazo y no quiere dejar, ja. Lo bueno es que puede, porque nos juntamos el otro día a comer y está hecho un animal, todo fibroso. Es la genética. Era una linda banda esa, con el Flaco, Darío (Cvitanich), el Cabezón (Caruzzo) y varios más la pasábamos bien.

-¿A vos te pasan factura los días de vacaciones?

-No, me pasa igual que a él, pero entreno. Pensá que en Rusia paramos cinco semanas por el frío, entonces algo tenés que hacer porque es mucho tiempo parado. Igual, puedo pasarla bien y no engordo, pierdo masa muscular. Ahora tengo hasta el 16 de vacaciones y me quedo en Chaco, con mi familia y amigos.

-¿Qué hacés allá?

-Me encanta ir a pescar. Vamos con mi viejo y un amigo a pescar a Corrientes, con un guía que es un crack. El otro día sacamos un surubí de 30 kilos, impresionante. Lo vamos a hacer en estos días.

-¿Y cómo entrenás?

-Voy a correr con un equipo de Resistencia, tengo a dos amigos jugando ahí. Hacemos pasadas a la tarde. El tema es que hace 40 grados, termino muerto.

-¿Desde Rusia seguís al tanto de Boca?

-Obvio, siempre. A Newell’s también, pero de Boca me fijo todo, hasta los comentarios de los hinchas.

-¿Te gustan los centrales del club?

-Es difícil hablar de colegas, prefiero no hacerlo. Más porque muchos fueron compañeros míos.

-Pasaron varios sin poder demostrar lo que hicieron en otros clubes. ¿Es difícil la adaptación?

-Sí, no es un club fácil, no es para cualquiera. Quieras o no lleva un tiempo de adaptación a lo que es la gente y la repercusión. Si el equipo no viene bien, se hablan las 24 horas mal de vos y no es fácil. Me pasó de tener un período que me costó, pero por suerte lo pude revertir con buenos rendimientos. Poco o mucho, se lograron cosas importantes y la gente te lo reconoce. Hay que tener un poquito de orgullo y de personalidad para que te vaya bien.