Impacto 107.3

miércoles 17 de agosto de 2022

Bella Vista: Algo De Nubes | Ahora: 27.16°C | ST: 27.51°C

Dólar hoy: $ 142,44 | Dólar blue:$ 291,00

Corrientes: actividad citrícola en peligro

La actividad citrícola argentina está amenazada por un insecto: el psílido asiático Diaphorina citri, transmisor del Huanglongbing (HLB), la peor enfermedad de los cítricos. Ocasiona pérdidas catastróficas, destruye totalmente a la planta infectada y, por el momento, no tiene cura.HLB: si bien el país estaba libre de la enfermedad, su presencia ha sido detectada en Corrientes, cerca de la frontera con Entre Ríos.

Si bien el país estaba libre de la enfermedad, su presencia ha sido detectada en Corrientes, cerca de la frontera con Entre Ríos, después de que el Inta determinó que el insecto está presente en toda la zona productora de citrus.

La enfermedad es capaz de afectar el 100 por ciento de la capacidad productiva de cítricos; habría daños indirectos como la pérdida de mercados, aumentos en los costos de producción; el impacto socioeconómico se vería reflejado en la pérdida de 120 mil puestos de trabajo, 16 industrias, 529 plantas de empaque, etc., y habría un impacto negativo al medio ambiente manifestado en el aumento en las dosis y frecuencias de aplicación de agroquímicos.

A pesar de que ataca a todas las especies de cítricos, las naranjas dulces, mandarinas y tangüelas son las más afectadas, seguidas por limones y pomelos. Sin embargo, el HLB puede desarrollarse en plantas ornamentales como Murraya paniculada, también conocida como mirto, jazmín árabe o jazmín naranja.

Por eso se prohibió la producción, plantación, comercialización y transporte de mirto en todo el territorio nacional.

En este sentido, seimplementó el programa nacional de prevención de HLB, que además de planificar estrategias preventivas, prevé medidas en caso de que la enfermedad ingrese al país.

Las condiciones son particularmente delicadas para las provincias citrícolas. Según la especialista, de presentarse en el país, y en desmedro de las expectativas productivas para 2009 –que prevén rendimientos por encima de 2,5 millones de toneladas en limones, naranjas, mandarinas y pomelos, además de exportaciones por 506 mil toneladas–, la enfermedad traería consecuencias nefastas.

Ante esta situación se iniciaron diversas medidas preventivas, como monitoreos, capacitación, campañas de información pública, diagnósticos gratuitos, entrega de cítricos sanos certificados por el Inase, distribución de trampas y sustitución del mirto en poblaciones cercanas a las quintas cítricas de distintas regiones.