Impacto 107.3

lunes 27 de junio de 2022

Bella Vista: Nubes | Ahora: 15.7°C | ST: 15.6°C

Dólar hoy: $ 129,94 | Dólar blue:$ 227,00

Loser: «Habrá que pagarle los intereses al FMI»

El exdirector del Fondo cree que el organismo va a tener buena disposición para llegar a un acuerdo y que la megaley aprobada ayuda para esa negociación.
El exdirector del Hemisferio Occidental del FMI Claudio Loser afirmó que el Gobierno de Alberto Fernández va a tener que al menos seguir pagando los intereses de la deuda que el país mantiene con el organismo, y consideró que el organismo podría apoyar un reperfilamiento de las obligaciones con los privados que contemple unos dos años sin compromisos.

El economista consideró que ya la gran parte del ajuste de las cuentas en Argentina fue hecho por Mauricio Macri y que por lo tanto el actual Gobierno tiene una tarea menor. La que sigue es la entrevista que mantuvo con este diario:
Periodista : La idea del equipo económico es dejar de pagar deuda entre 2 y 4 años. ¿Le parece viable eso?

Claudio Loser: El tema del FMI lo separo porque no hay mucho para pagar. Al FMI hay que pagarle sólo intereses hasta fines de 2021, pero son muy bajos. El Fondo podría tener problemas más o menos serios si le dijeran que no quieren pagar nada de la deuda del país. Se le debería ofrecer seguir pagando un monto X de intereses. Respecto de la reestructuración o reperfilamiento de la deuda con los privados, yo creo que el FMI no tendría problemas y estaría dispuesto a ayudar a este Gobierno en ello.

P.: ¿Qué apreciación tiene del paquete económico que presentó Alberto Fernández?

C.L.: Me resulta sumamente interesante que después de estar criticando tanto la labor de (Mauricio) Macri y su gente y del FMI estén diciendo lo mismo en términos macroeconómicos, aunque las medidas no sean iguales. Están diciendo lo mismo que podría haber dicho el FMI, lo cual es muy interesante.

P.: ¿Cree que está mal el incremento de los impuestos? ¿Puede ser reactivante el paquete?

C.L.: No creo que el paquete esté mal más allá de lo que es el aumento del impuesto y algunos cortes en gasto. Hay que ver si esto funciona bien en términos de actividad. No creo que con los aumentos impositivos que se están diciendo vaya a haber mucho empuje en la actividad económica.

P.: Lo que pareciera ser es que el anuncio está en línea con lo que pide habitualmente el FMI, pero ¿qué diferencia le encontraría con otros planes?

C.L.: En términos generales están diciendo las mismas cosas que podría decir un equipo económico del Fondo. Hay que mejorar las cuentas fiscales y además ayudar a mejorar la balanza de pagos, reducir importaciones. Lo que veo de diferente es el congelamiento de las jubilaciones en el corto plazo. Va a haber plata pero a cuesta de un sector que no puede defenderse. Hay un problema importante de distribución del ingreso. La otra cosa son los impuestos al dólar y las retenciones al campo, que pueden dar plata en el corto plazo. Pero puede tener repercusiones muy negativas, como una disminución de la producción, o que haya transacciones raras que van al mercado negro. El impuesto a la venta de dólares va a llevar a ocultar operaciones. Después está el aumento del Impuesto a los Bienes Personales, que va a llevar a que se recaude menos. No estoy diciendo que el FMI no se ponga a hablar. El asunto es cómo se ponen las piezas para que se llegue al resultado final. No cualquier combinación es la posible.

P.: ¿Cree que el FMI se va a poner a charlar de buena disposición con el Gobierno viendo esto?

C.L.: Yo creo que el Fondo va a tener buena disposición. Hay que ver los detalles y las distorsiones que se hayan incorporado. Me parece que ayuda en una negociación con el FMI, no me cabe duda, aunque en algunos detalles para llegar a un acuerdo tengan que ir marcha atrás.

P.: ¿Qué debería mostrar el Gobierno entonces?

C.L.: Tendrán que mostrar un plan que diga cómo van a hacer para crecer manteniendo estos objetivos de achicar el déficit fiscal, que lo tendrían que hacer de todas maneras.

P.: ¿Cómo ve la tarea que hizo el equipo de Macri respecto del ajuste de las cuentas?

C.L.: El trabajo grande ya lo hizo Macri, lo que tienen que hacer ellos es chiquito comparado con lo que ya habían hecho antes. Sería un milagro que la actividad económica volviera a crecer en lo inmediato salvo que regresara la confianza en lo que se está haciendo. Pero para eso van a tener que trabajar.

P.: ¿Cree que las restricciones al dólar pueden servir?

C.L.: Esto es volver a lo que se hizo durante el cristinismo, un sistema cambiario ineficiente. Me remito a mis primeras tesis doctorales, que hablaban de las restricciones que se impusieron durante el primer Gobierno de Juan Domingo Perón que llevó a un colapso económico. No digo que sea lo mismo, pero ahí yo creo que está el punto débil. Lo que se restringe en el mercado cambiario es trágico.

P.: Lo que se plantea generalmente como modelo teórico en Argentina es que cuando la economía se recupera, la industria demanda muchos más dólares y eso puede tornar a la balanza de pagos deficitaria. ¿Comparte eso?

C.L.: La industria argentina es muy ineficiente. El campo es tremendamente eficiente, trabaja a niveles internacionales con gran cambio tecnológico, con gran capacidad productiva. La industria en general -no toda- ha sido protegida. Ha exportado a Brasil, que también es muy proteccionista. Al menos que haya un dólar muy muy razonable, no creo que pueda ayudar mucho en términos de actividad económica. Lo podría hacer, pero con precios muy altos al mercado interno.

P.: ¿El ajuste ya fue hecho? ¿Puede seguir afectando a la actividad?

C.L.: Creo que de alguna manera el ajuste más fuerte ya ocurrió en los últimos dos años. Este ajuste también va a hacer crecer menos, pero no creo que vaya a haber una caída terrible de la actividad.