Impacto 107.3

sábado 25 de junio de 2022

Bella Vista: Nubes | Ahora: 14.66°C | ST: 14.09°C

Dólar hoy: $ 129,15 | Dólar blue:$ 226,00

Fede Bal y hermanos emocionados por su papá: “Si quiere irse, creo que es el momento»

Los tres hermanos, Mariano, Federico y Julieta, se reunieron después de 10 años para «despedirse» de su papá que sigue internado en coma farmacológico.
Dejaron de lado las diferencias y se reunieron los tres hijos de Santiago Bal, Julieta, Mariano y Federico para para visitarlo luego de darse a conocer el estado de salud del actor, el último parte médico manifestó que «cursa un shock séptico con fallo multiorgánico».
Los hermanos brindaron juntos un móvil con LAM donde reconoció que «son momentos muy difíciles.
«El panorama es muy desalentador. Cuando tenés un familiar en coma, los doctores piensan que la persona te escucha y que hay algo del corazón que sigue latiendo y sigue sintiendo. Entonces creímos que era importante venir los tres, fue idea de Mariano, para poder mostrarle que a pesar de las diferencias podemos estar juntos», comenzó Fede.
«Queremos mostrarle que hizo tres personas que les va bien, una tuvo hijos y lo hizo abuelo, mi hermana también le dio lindos momentos. Nos dio un apellido muy lindo que siempre vamos a llevar. Si él quiere irse, creo que es el momento. Creo y siento que hay una vida mejor de la que está llevando», agregó Fede.
El actor admitió que «es muy difícil hacer esto. Mucha gente no puede hacerlo y hay que pensar más en la persona que está ahí sufriendo que en uno. Muchos pacientes se aferran pensando que no le pueden hacer esto a sus hijos.
Es rarísimo porque quedan en esos estados de coma por año y siento que es más por un tema energético de no hacerle eso a sus hijos. Por eso es importante decirle que nosotros tres vamos a estar bien. Me quedo con todos los viajes que hicimos y con todas las risas y las cosas que vivimos. Hay que soltar y está bueno que pueda amigarse con la muerte. No somos eternos. Tuvo una vida hermosa. Ojalá el día de mañana a los 83 tenga la vida como la que él tuvo».
«Tal vez yo no tuve un papá tan presente en el parque jugando a la pelota porque ya lo agarré muy grande. Pero por eso tuve esta madurez y supe relacionarme con gente más grande», cerró Fede.