Impacto 107.3

jueves 6 de octubre de 2022

Bella Vista: Muy Nuboso | Ahora: 16.91°C | ST: 17.22°C

Dólar hoy: | Dólar blue:

Reapareció el excustodio de Wanda Nara y aseguró haber tenido un affaire con ella

Agustín Longueira había trabajado con la empresaria en diciembre pasado. La respuesta del entorno de la rubia
En apenas cuatro días en Buenos Aires, a Wanda Nara le pasó de todo. Grabó el contenido promocional para el big show ¿Quién es la máscara?, visitó su local de cosméticos en un shopping, recibió denuncias de malos tratos de empleadas de su confianza. Y como si esto fuera poco, se filtró un audio en el que asegura que inició los trámites de divorcio de Mauro Icardi.

Ya de vuelta en Francia, se puso al día con algunos de los asuntos que se dispararon en Argentina. Primero, le contestó con un álbum de fotografías a Carmen, la empleada que había hablado mal de ella. Y luego se ocupó de la reaparición de un personaje secundario en el Wanda Gate, aunque en este caso el que tomó cartas en el asunto fue Kennys Palacios, su estilista y confidente.

La referencia es para Agustín Longueira, quien fuera guardaespaldas de la blonda y con quien vincularon sentimentalmente durante una de sus visitas a nuestro país. Fue a finales del año pasado, cuando el joven desfiló por las páginas del espectáculo, hablando de la intimidad de la relación con su jefa y siendo muy polémico en un ida y vuelta en su Instagram. “¿Le entrás a Wanda?”, le consultó un seguidor, a lo que Longueira respondió: “¿Quién no?”. También aseguró que estaría dispuesto a relacionarse con una mujer casada. “¿Ella es bonita, ¿quién no se enamoraría de Wanda?”, respondió luego, intentando atenuar sus dichos.

Pasaron siete meses y con Wanda nuevamente en Buenos Aires, y otra vez en la primera plana del espectáculo, el guardaespaldas volvió a aparecer. Lo hizo con fuertes declaraciones al programa radial Café concepto donde habló de su intimidad con la rubia que según su versión fue más allá de lo profesional. “Ella dijo que no tenía ningún vínculo ni relación conmigo cuando no fue así. Eso me dolió, pero entendí que fue para salvar la pareja y la relación, para que no se hable de lo que pasó”, señaló Longueira.

El joven aseguró haber estado a solas en diferentes momentos con la empresaria, “en el auto, en el ascensor, en el shopping. Hablamos bien, tranquilos. Siempre trabajé profesional y todo lo que ella quiso, lo tuvo”, aseguró. Y cerró con una frase que encerraba un pretendido doble sentido: “Hice todo lo que ella me pidió, estuve dos meses a plena disposición de ella”.

Las palabras de Agustín fueron replicados en diferentes medios y llegaron a ojos y oídos de Kennys Palacios, que no la dejó pasar. El estilista copió la noticia en una de sus historias de Instagram y agregó un texto denunciando fuertemente al exgranadero: “Que tipo boludo. Tengo charlas donde pide ayuda para estar en los medios y piensa que de esta manera ya entró”, señaló Palacios y desmintió rotundamente a Longueira: “Tan básico hablando mentiras y jamás entró a ninguna casa, jamás durmió en un sillón y jamás nadaaaa”, cerró molesto.

Agustín tomó visibilidad mediática a finales del año pasado, cuando fue una pieza clave en la logística del arribo de Wanda a Ezeiza, la primera desde que estallara el escándalo que involucró a la China Suárez. Estuvo a su lado en el shopping Abasto, conteniéndola del desbordante público que se acercó a su local y estuvo en el centro de la escena de cada movimiento de la rubia en aquellos días convulsionados, en los que festejó su cumpleaños en un exclusivo bar de Recoleta.

De allí que surgieran los rumores de romance entre ambos, ya que el futbolista todavía permanecía en París cumpliendo sus compromisos profesionales. Y que se multiplicaron cuando él fue desvinculado de su trabajo casi al mismo tiempo del arribo del delantero. “Se terminó el contrato, no es que me despidieron. Pero antes de que viniera Icardi, se terminó todo. No llegué a cruzarme con él”, señaló en enero pasado en una visita a Intrusos, en pleno raid mediático.

Meses después, estuvo en A la tarde (América) y reconoció haber ido a la casa de Santa Bárbara al festejo de cumpleaños de Wanda, aunque negó haber tenido intimidad con ella. “Me hubiera encantado, pero es una persona casada”, afirmó. “Me ilusioné, pero yo siempre pienso en el trabajo. Dijo en una entrevista que era lindo”, agregó. Y ante la consulta de qué lo había ilusionado, destacó: “La compañía de ella, el respeto”.