Impacto 107.3

miércoles 6 de julio de 2022

Bella Vista: Nubes Dispersas | Ahora: 25.99°C | ST: 25.99°C

Dólar hoy: $ 132,85 | Dólar blue:$ 255,00

Serrat le sumó una quinta función a su despedida en Buenos Aires

El cantautor catalán ya había agotado las localidades de los cuatro shows previstos en el Movistar Arena para el 19, 20, 25 y 26 de noviembre.
El cantante y compositor catalán Joan Manuel Serrat realizará su quinta y última presentación en Buenos Aires de su gira mundial de despedida el martes 29 de noviembre en el Movistar Arena, cuyas entradas estarán a la venta a partir de este sábado 28 de mayo.

Después de un largo período de inactividad, obligada por la pandemia de Covid-19, Serrat regresó a los escenarios para despedirse del público con el que compartió vida y canciones durante más de medio siglo.

América, donde se realizarán la mitad de los conciertos de la gira, será protagonista de esta despedida de los escenarios que finalizará el 23 de diciembre en el Palau Sant Jordi de Barcelona.

«El vicio de cantar 1965-2022», título con el que el compositor y cantante denominó esta serie de conciertos, se inició a fines de abril en el Beacon Theatre de Nueva York y también pasará por escenarios de Puerto Rico, República Dominicana, México, Colombia, Costa Rica, España y Uruguay

En Buenos Aires Serrat ya agotó las localidades de los cuatro shows previstos en el Movistar Arena para el 19, 20, 25 y 26 de noviembre.

Restan las del martes 29, el último en Buenos Aires y las presentaciones que dará en las ciudades de Córdoba el 8 de noviembre y Rosario el 5 de noviembre.

«Han sido dos años largos duros con grandes pérdidas y con mucho tiempo de reflexión, he pensado que todo es muy frágil y que está bien: antes que me reitre una pandemia como me tenía retirado, antes que me retire el tiempo o que me retire la gente, me retiro yo; pero me retiro de subirme a los escenarios, no de vivir», dijo en 2021 en el programa televisivo argentino «La Peña de Morfi» (Telefe).

En ese momento, el trovador de 77 años agregó que por eso se planteó «ir al lugar más natural para hacerlo, con el público enfrente, lleno de gratitud y alegría».