Impacto 107.3

martes 6 de diciembre de 2022

Bella Vista: Cielo Claro | Ahora: 24.57°C | ST: 24.54°C

Susana Giménez cumple 70 años: su historia y los festejos

Susana Giménez celebra este miércoles un nuevo cumpleaños y hasta el momento se desconoce si realizará algún festejo. Por lo que dijo la diva ningún «festejante» la acompañará en este día tan especial.

“Ya no quiero más eventos multitudinarios en los que te chupetean toda. Prefiero invitar a mis amigos a casa, armar una buena barra, jugar a las cartas, tomarnos un vino y reirnos”, afirmó la diva.

«Tengo un par de festejantes pero no me gustan. Todos insisten tipo por internet, pero no me divierte. Pienso en tener un hombre todo el día al lado mío y me muero. Yo hago lo que se me da la gana, soy feliz. Veo a mis amigas que se separan y se quejan y digo que por suerte ya pasé por todo eso», explicó la diva.

“Voy a cumplir 69 hasta que me muera”, fueron las palabras de la rubia.

La carrera de Giménez en las pantallas comenzó en 1968, con papeles sin figurar en los créditos de las películas En mi casa mando yo, La novela de un joven pobre y El gran robo.

Su debut en la televisión llegó en ese mismo año, cuando se presentó como invitada en el programa Sótano Beat. Sus siguientes apariciones ocurrieron en los filmes Tiro de gracia y Fuiste mía un verano, con la protagonización estelar de Leonardo Favio.

Por aquellas épocas, atravesó algunos problemas económicos hasta que fue contratada para trabajar como modelo publicitaria en la agencia de Héctor Cavallero. Sin embargo, su salto a la fama se produjo poco después gracias al comercial para televisión de un jabón cuya marca era Cadum (donde ella exclamaba «¡Shock!»), que fue emitido también en diversos países de Latinoamérica, como por ejemplo Venezuela y Colombia.

Intervino en películas, destacándose su rol principal en La Mary de Daniel Tinayre en 1974, donde conocería al boxeador santafesino Carlos Monzón. En esa época actuó en varias películas cómicas como «Tú me enloqueces» (1976), protagonizada por Roberto Sánchez (Sandro) y la actuación de Natan Solans, «Los hombres sólo piensan en eso» (1976), «Basta de mujeres» (1977), «Donde duermen dos duermen tres» (1979), con la actuación de Juan Carlos Calabró y Juan Carlos Dual, y «El rey de los exhortos» (1979).

Con un duración de noventa minutos, en 1979 volvió protagonizar junto a Alberto Olmedo una película de Hugo Sofovich, El rey de los exhortos. Desde los años ochenta, sus roles en cine fueron absolutamente cómicos, y solo registró cinco labores. En 1980, por ejemplo, volvió a compartir escena con Olmedo, Jorge Porcel y Moria Casán, nuevamente bajo dirección de Sofovich, en la comedia A los cirujanos se les va la mano.

Junto a Olmedo, Porcel y Casán volvió a actuar en Las mujeres son cosa de guapos (1981), en la que encarnó a la viuda de un mafioso, y, con posterioridad, en Un terceto peculiar (1982), donde hizo el papel de la novia de un director de películas pornográficas.

Hasta la actualidad, su última película ha sido Esa maldita costilla (1999), de Juan José Jusid. Ahí, compartió cartel con Betiana Blum, Rossy de Palma, Loles León y Luis Brandoni. Sin embargo, diez años después hizo un cameo en la película del estadounidense Francis Ford Coppola Tetro (2009).

Su carrera cinematográfica estuvo intercalada por actuaciones en el medio televisivo. Actuó en TV casi desde sus comienzos, en los ciclos Sótano Beat y Matrimonios y algo más, por el que ganó el premio Martin Fierro a la «revelación del año».

En 1987 comenzó a conducir Hola Susana en ATC. Inspirado en el programa italiano Pronto, Raffaella de la artista italiana Raffaella Carrá. En 1988, el programa se trasladó a Canal 9. Para los años noventa, Giménez encabezaba las más importantes revistas de interés general y era considerada una de las mujeres más influyentes de Argentina. Años después, se la apodaría «La diva de los teléfonos» o «La diva número uno de la televisión argentina».

A finales de 1991, la conductora finalizó el contrato que mantenía con Canal 9 y fue contratada por Telefe, emisora que le ofreció un contrato de un millón de dólares por mes. En 1992 el ciclo fue renombrado y se lo denominó Hola Susana, te estamos llamando.

Desde 1994 el programa, que desde su debut se emitía en los mediodías, pasó a transmitirse en forma definitiva en el primetime, manteniéndose como uno de los de mayor audiencia en su país hasta fines de la década, con ratings que superaban los 35 puntos, premios de más de un millón de dólares y congestionando las líneas telefónicas del país por la cantidad de llamados telefónicos recibidos.

Tras un receso de años, su regreso a la pantalla se produjo el 22 de marzo de 2007 en la temporada 18 —a veinte años de su primer programa—, con un formato renovado (gracias a la producción general del exitoso empresario televisivo Gustavo Yankelevich) y un presupuesto que permitió traer estrellas internacionales, logrando picos de rating en Capital Federal de 34 puntos.

El 20 de mayo de 2008 presentó su propia revista, llamada Susana, en una conferencia de prensa ante cientos de periodistas. La revista cuenta con fotos de ella y con notas de moda, belleza e historias personales entre otras cosas. A sólo 24 horas de haber salido a la venta se agotaron los ejemplares.

En el año 2009 y 2010, Susana hace su programa sólo una vez a la semana, saliendo al aire los domingos, con más de 2 horas de duración y en vivo, algo que se mantuvo en el 2013 luego de tener un año de descanso.