Impacto 107.3

martes 29 de noviembre de 2022

Bella Vista: Algo De Nubes | Ahora: 19.48°C | ST: 19.05°C

Cáncer de cuello de útero, ¿en qué edad afecta más?

El cáncer de cuello de útero es el más fácil de prevenir pero a la vez es uno de los más comunes en mujeres de entre 15 y 44 años, informó el ministerio de Salud bonaerense.

Un relevamiento de la cartera sanitaria provincial en 22 hospitales bonaerenses precisó que casi el 60% de los casos se da entre mujeres entre los 15 a 44 años.

Sólo el año pasado, la Provincia aplicó casi 300.000 dosis gratuitas de la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH), su causa más frecuente.

Según una estadística de la cartera sanitaria nacional, es el segundo cáncer más común en mujeres de nuestro país, después del de mama. Se estima que cada año se diagnostican alrededor de 3.000 nuevos casos y mueren aproximadamente 1.800 mujeres a causa de esta enfermedad.

A partir de estos datos, y en el marco del día mundial para su prevención, el ministro de Salud bonaerense, Alejandro Collia, instó a las mujeres “a realizarse los controles ginecológicos con frecuencia”.

Recordó que «pueden asistir a los hospitales públicos para practicarse los estudios de manera gratuita”, y que “la vacuna contra el HPV es gratuita para las nenas de 11 años y puede aplicarse en cualquiera de los 1640 centros vacunatorios de la Provincia”.

Una encuesta reciente realizada por la cartera sanitaria provincial, sobre 1.000 mujeres de entre 18 y 65 años arrojó que el 38,8% de las consultadas afirmó haberse realizado un Papanicolau (PAP) en el último año, tal como lo recomiendan los organismos médicos internacionales.

“El cáncer de cuello de útero es el que presenta mayores posibilidades de prevenirse, porque existen dos instancias”, explicó la directora del Instituto Provincial del Cáncer, Alejandra Fontao.

Explicó que “la primera es la vacunación contra el HPV, su causa más frecuente, y la segunda es el PAP y la Colposcopía, que a diferencia de otros estudios de diagnóstico, permiten ver el tejido donde pueden alojarse las lesiones o células sospechosas de manera directa”.