Impacto 107.3

martes 27 de septiembre de 2022

Bella Vista: Cielo Claro | Ahora: 27.12°C | ST: 26.38°C

Dólar hoy: $ 153,31 | Dólar blue:$ 291,00

Despidieron los restos de Cristina Casullo de Aides

El cortejo fúnebre partió desde la sala velatoria “Empresa Salom” hacia Parque del Recuerdo para dar el último adiós a la tan querida Cristina Casullo de Aides, esposa de nuestro director y maestro periodístico. Cristina falleció ayer por la tarde y su deceso causó un gran dolor en la comunidad, familiares y principalmente en el instituto CADIM, la cual ella dirigía. Agradecemos los cientos de mensajes de apoyo para Natalio, sus hijas, nietos y yernos.
En el último tiempo padeció una enfermedad que la obligó a someterse a una operación en Buenos Aires. Se recuperaba cuando ocurrió el desenlace en una habitación del Centro Médico de esta ciudad. De 69 años, fue la creadora de Cadim, que está a punto de cumplir 30 años de servicio. Nació en Resistencia pero se afincó en Corrientes luego de su casamiento. Madre de 3 hijas, fue esposa y soporte de Natalio Aides.

Cristina Casullo de Aides, fundadora y presidenta de Cadim y esposa del periodista Natalio Aides, falleció ayer por la tarde en el Centro Médico, tras pasar por un delicado estado de salud que primero la llevó al hospital Británico de Buenos Aires y luego la trajo a Corrientes para las fiestas de fin de año, hasta este desenlace fatal que se conoció anoche, a minutos de haberse producido.
Sus restos, eran velados desde las 22 en una sala de la empresa Salom (San Juan 1465) y serán inhumados ésta mañana en el cementerio Parque del Recuerdo, ubicado camino a Santa Ana.
Cristina Aides, de 69 años cumplidos el 30 de mayo último, no sólo acompañó a Natalio durante décadas en todos sus emprendimientos periodísticos y empresariales, sino que fue una luchadora incansable por el bienestar de los chicos con capacidades diferentes, creando y presidiendo Cadim, la Comisión de Apoyo al Discapacitado Mental que este año cumplirá 28 de vigencia en la provincia.
Por tales sobrados méritos, la señora Cristina Casullo fue multipremiada por instituciones locales y nacionales. En 2010, por ejemplo, Cristina recibió el premio “Derechos Humanos 2010” otorgado por la institución judía internacional más antigua y extensa de vida continua, la B’nai B’rith. La distinguieron por su labor frente a la Comisión de Ayuda al Discapacitado, en el marco de un acto que a sala llena se desarrolló en el salón auditorio del Instituto Cardiológico.
La responsable máxima de la labor de Cadim fue destacada en un acto en el cual también se revivieron las costumbres de la comunidad judía de B’nai B’rith. Parte del evento consistió en el encendido del candelabro de siete velas, símbolo de la institución. Las velas significan luz, justicia, paz, benevolencia, fraternidad, concordia y verdad, y fueron encendidas por diferentes personalidades correntinas destacadas en la ciencia, labor comunitaria, política, cultura, religión y otros rubros. Cristina encendió la última junto a sus hijas y el salón auditorio se llenó de aplausos.
“Yo soy la cara visible pero hay que agradecer a la comisión que se dedica día a día silenciosamente a trabajar por los niños más necesitados”, expresó. Además destacó que para ello se necesita “poner el corazón, alma y la propia vida”, dijo en esa oportunidad.
En abril de 2011, fue reconocida por el Gobierno de Corrientes como una de las mujeres destacadas de la provincia, en el marco de las actividades oficiales por el Mes de la Mujer.
En octubre de 2014, el senador nacional Eugenio Artaza impulsó la entrega de la Mención de Honor “Senador Domingo Faustino Sarmiento”, entre otros, a la señora Cristina Casullo de Aides justamente por su labor incansable con la fundación Cadim. Hoy deja ese legado que se espera continúen sus hijas y los muchos amigos que dejó en su recorrida.

Una gran mujer
Cristina Casullo nació y vivió en Resistencia, Chaco, hasta que se casó con Natalio Aides. Cuando éste decidió hacer periodismo en esta orilla, la señora emprendió el viaje y amarró en estas costas que luego cobijaron el nacimiento de sus tres hijas mujeres: Laura, Dévora y Erica.
“Fue siempre compañera de Natalio y también su soporte. Con todo lo que ello significa”, dijo anoche uno de los grandes amigos de la familia, Goyo Prieto, quien luego de conocerse la infausta noticia, prestó su consuelo a las hijas de Cristina, que no sólo lucían tristes sino abatidas por todo el trajín del último tiempo.
En cuanto a su personalidad, “era un ser humano excepcional, muy espiritual, con una amplitud de mente envidiable e incondicional con sus amigos. Muy generosa y que siempre encontraba tiempo para brindarse a los demás”, completó Prieto.
Muy familiera, Cristina Casullo gustaba de las reunieron con su parentela, que a veces lograba reunir a unas 70 personas en torno a una mesa. Falleció ayer luego de celebrar la cena aniversario de Cadim y proyectar acciones para el año en curso.
La silla principal de la reunión de los martes quedará vacía, a la espera de un continuador de este su gran legado: Cadim.