Impacto 107.3

lunes 5 de diciembre de 2022

Bella Vista: Cielo Claro | Ahora: 22.39°C | ST: 21.76°C

Epoc, la enfermedad silenciosa que afecta a la mayoría de los fumadores

La tos y la dificultad para respirar son síntomas que los fumadores suelen experimentar, pero pocos saben que pueden ser una señal de que padecen la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (Epoc). Los especialistas advierten que se trata de una patología que afecta tanto a hombres como a mujeres por igual y que la mayoría de los casos aparecen en personas mayores de 40 años.
Hoy se conmemora el Día Mundial del Epoc, por lo que desde la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria organizaron campañas de concientización contra esta enfermedad en distintas provincias. En Corrientes, el jefe del servicio de Neumonología del hospital Escuela, Mario Susini, es el coordinador de las acciones y dio detalles a El Litoral acerca de la enfermedad y de las opciones para prevenirla y tratarla.
Si bien la provincia no cuenta con datos estadísticos oficiales acerca de la cantidad de personas que padecen Epoc, señalan que este mal se diagnostica en la mayoría de los fumadores que llegan al consultorio. Al ser una enfermedad silenciosa, que durante los primeros estadios no presenta síntomas, el diagnóstico muchas veces llega tarde.
“Los factores de riesgo son el consumo de tabaco y tener más de 40 años. En todos estos casos, se recomienda al paciente que se haga una espirometría, que es un análisis muy sencillo que permite medir la función pulmonar”, señaló Susini. Los síntomas que deben alertar a los pacientes son la tos, el catarro, la fatiga y la falta de aire.
Tanto para prevenir la Epoc en los pacientes jóvenes como para tratar la enfermedad en las personas que ya tienen el diagnóstico, dejar de fumar es fundamental. Para lograrlo, en los centros de salud existen consultorios especializados en cesación tabáquica que desarrollan tratamientos multidisciplinarios.
“Hay servicios en el Hospital Escuela, en el Vidal y en el Instituto de Cardiología. La persona que tiene la intención de dejar de fumar, acude a una consulta, donde se le realiza una evaluación para determinar el grado de motivación que tiene el paciente y el nivel de dependencia que presenta. Con esa información, se diseña una estrategia terapéutica protocolizada, basada en guías internacionales, que permiten que en un plazo de 4 a 6 semanas se pueda lograr el cese tabáquico”, explicó Susini.
El tratamiento incluye terapias psicoconductales, a cargo de especialistas en salud mental y en los casos donde el niel de dependencia es alto, se recurre a fármacos.
Estos medicamentos no son cubiertos por el sistema público ni por la mayoría de las obras sociales y cuestan entre 400 y 650 pesos, dependiendo de la fase del tratamiento.