Impacto 107.3

lunes 27 de junio de 2022

Bella Vista: Nubes | Ahora: 15.7°C | ST: 15.6°C

Dólar hoy: $ 129,94 | Dólar blue:$ 227,00

Expertos anticipan un invierno suave para cuando se retire el Niño

Lejos de las características tradicionales de las estaciones, el invierno venidero será menos frío, muy húmedo y en un contexto que tendrá varias consecuencias en diversos aspectos, desde el control de plagas hasta la producción rural. Tras el Niño, también, llegará La Niña con sequías prolongadas en la región.

El computador científico Alfredo Yaquinandi aclaró que sí habrá invierno, dado que el fenómeno del Niño, que está en retirada, “activa también los frentes polares”.

“Lo que vamos a tener es altibajos, fríos de uno o dos días, pero sí importantes. No van a llegar a cero grados, serán mínimas de dos o tres grados”, indicó, y adelantó que el jueves y el viernes de la próxima semana habrá un anticipo, con mínimas de entre 10 y 12º, pero máximas de apenas 14º.

Yaquinandi explicó que “si bien el Niño se está retirando, va a ser paulatino. Habrá muchas lluvias, serán más cortas, pero intensas”. Y como probablemente el fin de sus efectos se verifique antes del comienzo de la primavera, en la transición -fines de agosto y principios de septiembre-, habrá fríos tardíos, más intensos que en los meses precedentes.

De todos modos, no llegarán a temperaturas de congelación. En caso de darse, “se forma escarcha enseguida y protege a la planta”, por lo que la preocupación fundamental en la próxima estación será la del saneamiento para combatir el dengue.

“No se tiene en cuenta que las larvas se mantienen en lugares húmedos, no necesariamente con agua. Si vacío un reservorio de Aedes aegypti en el pasto, como va a haber poca cantidad de sol, esto permite prolongar la sobrevida. Los huevos resisten hasta 0º”, alertó.

Y tras la salida del Niño, llegará el fenómeno de la Niña, que dejará un ambiente seco como característica central, aunque no tanto, debido a que el océano Atlántico permanece caliente.

El computador científico adelantó que se esperan altibajos. En tal sentido, tras las lluvias pronosticadas para este domingo (las más fuertes, puede haber otras desde hoy), las temperaturas máximas pasarán de 30º a menos de 20º.

De su lado, Favio Cabello director de la Oficina de Prevención de Desastres Naturales (Opad), que depende de la Municipalidad de Posadas, expuso que se esperan más fríos que en 2015, aunque no serán suficientes. “El año pasado fue el más caliente desde que se tienen registros. En la región litoral también fue de los más calientes, con una temperatura media anual de 23º, cuando la normal es de 21,8º”, detalló.

Aseguró que en invierno habrá días calurosos, con alrededor de 30º, y más heladas que el año pasado, que tuvo sólo una en Posadas: “Vamos a tener dos o tres, pero deberían ser cinco. Esto hace que las plagas, los parásitos y los vectores se puedan reproducir”.

También pronosticó que la Niña traerá una sequía aguda, de 40 a 50 días, y luego volverán las tormentas de verano.

Adaptarse y accionar
Con un medio invierno, dejar en el placard camperas y bufandas será suficiente para estar a tono. “El ser humano se adapta, excepto quienes tengan una presión arterial lábil, endeble, que pueden tener problemas”, señaló el médico Guillermo Cribb.

Las diferencias se ven en cuanto a la detección de patologías: “Existen lo que antes llamábamos enfermedades estacionales. En verano, el dengue, diarrea, afecciones de transmisión orofecal, como la hepatitis A. El hecho de que nos falte frío va a hacer que las patologías de verano van a estar todo el año. Un poco menos, pero se van a mantener”.

En tal sentido, concluyó que “vamos a estar más parecidos a Venezuela, Colombia, Cuba, el Norte de Brasil”, por lo que llamó a “aprender a cuidarnos de manera diferente. Quedarnos pasivos esperando que el cambio climático nos arrase no soluciona nada”.

«Si sabemos que no vamos a tener estación fría, agua a veces demasiado y a veces estación seca, hay que tener reserva de agua, no simplemente esperar que llueva como fue siempre”, opinó Cribb.

El médico se refirió a la epidemia de dengue, y además de cuidar los ambientes domiciliarios y peridomiciliarios (y motivar a los demás a hacerlo), sugirió que se coloquen mosquiteros en todas las aberturas. “No podemos usar todo el año repelente”, cuestionó.