Impacto 107.3

martes 6 de diciembre de 2022

Bella Vista: Cielo Claro | Ahora: 27.47°C | ST: 28.27°C

Geena Rocero, la modelo de lencería que confesó ser transexual

Fue en una charla donde reveló que al nacer fue identificada como hombre y guardó su secreto por 10 años porque tenía miedo de arruinar su carrera. La conmovedora historia de la sensual mannequin.
La sexy modelo Geena Rocero causó una revolución cuando en una charla confesó uno de sus secretos más íntimos ante el público que quedó estupefacto al escuchar sus palabras.

Fue en un encuentro de la organización TED en donde la sensual figura quien lleva 10 años en el mundo del modelaje, reveló que era transexual, algo que nunca antes había dicho.

«Al nacer me asignaron género masculino en base a la apariencia de mis genitales, pero con cinco años ya caminaba por mi casa en Filipinas con una camiseta puesta en la cabeza. Mi madre me preguntaba por qué me la ponía así y yo le respondía: Mamá es mi pelo. Soy una niña», dijo.

La joven contó que dejó de vestirse como un hombre y comenzó a participar en concursos de belleza. A los 19 años decidió dio un paso clave cuando decidió operarse en Tailandia para transformarse físicamente en una mujer. Luego, se fue a vivir con su madre a Estados Unidos para obtener sus documentos que confirmaran su identidad femenina.

«Debido a mi éxito nunca tuve el valor de compartir mi historia. No porque pensara que está mal, sino por cómo se trata a los transexuales que queremos liberarnos. Nuestra tasa de suicidio es nueve veces mayor que la del resto de la población. Por eso estoy aquí, para ayudar a que otros vivan su verdad sin vergüenza y sin temor», aclaró la modelo.

Fue en Estados Unidos donde comenzó su carrera de modelo luego de que un fotógrafo la descubriera. Así firmó su primer contrato con la agencia Next Model Management.

Pero el camino fue duro. Rocero explicó que antes de cambiar de nombre y sexo, tenía problema con sus documentos al identificarse como una mujer. «En uno de mis viajes desde Nueva York a Filipinas me interrogaron varias horas en la oficina de inmigración por presentarme como mujer. Fue vergonzoso y deshumanizador y aún tengo amigos que están pasando por eso», detalló.

Aún en su vida sentimental, el hecho de ser transexual le generó complicaciones. «He sido rechazada muchas veces. Pero también he tenido la suerte de estar con hombres progresistas, con mundo y seguros de su hombría. Hombres que apreciaban mi feminidad. Si un hombre no puede aceptar mi verdad, entonces no quiero tener una relación con esa persona», dijo.