Impacto 107.3

lunes 8 de agosto de 2022

Bella Vista: Nubes | Ahora: 14.8°C | ST: 14.27°C

Dólar hoy: $ 139,89 | Dólar blue:$ 293,00

Grassi tendrá la posibilidad de recurrir a la Corte Suprema

La Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires concedió el recurso solicitado por la defensa del sacerdote Julio César Grassi, para que el caso sea analizado por la Corte Suprema Nacional, lo que fue objetado por las querellas, que presentarán un recurso de queja para incluir a las otras dos víctimas desestimadas en las tres instancias anteriores.

La directora de la Comisión de Seguimiento y Aplicación de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño (Casacidn), cuestionó la decisión de la Corte Bonaerense porque esto implica «denegarle la justicia» a otras dos víctimas, que figuran en la causa con el seudónimo de «Luis» y «Ezequiel».

Schulman adelantó además que el Casacidn y los abogados patrocinantes de los dos chicos que denunciaron hechos de abuso sexual por los que el cura aún no fue condenado, presentarán un recurso de queja ante la Corte Suprema de la Nación para que se revea la sentencia de Grassi teniendo en cuenta también estos dos casos.

Schulman recordó que el «juicio contra Grassi fue sustanciado por los tres casos, se desestimaron dos, pero todas las pruebas están en el expediente y si la Corte acepta el recurso de queja, pasa a la causa», a partir de lo cual «podemos aspirar a que se aumente la condena».

«La corte provincial ratificó esta sentencia pero hay un antecedente de la procuradora de la provincia, María del Carmen Falbo, quien recomienda a la corte provincial que se tome en cuenta el caso de Luis y Ezequiel, porque no se sabe cuál fue el criterio para creerle a unos chicos y a otros no», explicó a Télam.

Para Schulman la concesión del recurso solicitado por Grassi se inscribe en «un círculo vicioso que parece que esto hubiera que cerrarlo y no darle pos de reivindicar de sus derechos a los otros dos chicos».

El abogado defensor de Grassi, Ricardo Malvicini, aseguró que «era esperable que se concediera el recurso de revisión a la Corte sobre el único hecho por el que fue condenado el cura, que es el caso de Gabriel, ya que los otros dos fueron desestimados en la tres instancias anteriores».

Malvicini apuntó que la defensa «insistirá en la absolución de Grassi en el hecho de que se le imputa ya que la Corte Suprema Nacional tiene la posibilidad de revisar la condena y modificarla» y añadió que el cura «pasa sus días en la Unidad Penal de Campana como un preso más y recibe las visitas como todo interno».

Por su parte, Sergio Piris, abogado que representó al menor llamado «Gabriel» por el cual Grassi fue condenado a 15 años de prisión por haberlo abusado, detalló su «sorpresa» de que la Corte bonaerense haya abierto la causa a la Corte Nacional, pero aseguró que «será muy difícil que se modifique la condena que ya fue ratificada en tres instancias anteriores».

«Existía un 60% de posibilidades de que no se concediera el recurso, ignoro los argumentos constitucionales que llevaron a esta decisión de la Suprema Corte, pero esta nueva instancia no cambia la condición de prisión de Grassi», sostuvo Piris.

El letrado remarcó, además, que «hay que aceptarlo, pareciera que esta causa de Grassi nunca se terminara de cerrar, pero es difícil que se cambie la condena».

Schulman agregó que «si bien estamos satisfechos porque Grassi está en una prisión común, nos preocupa cuál va a ser el desarrollo psíquico y la posibilidad de desarrollo de los dos chicos que están perdiendo la posibilidad de ser considerados también víctimas»

La directora de Casacidn también evaluó como «muy difícil» que la Corte Nacional contraríe algo que hayan dicho tres instancias anteriores, al tiempo que no descartó, en caso de un fallo adverso, llevar el caso a organismos internacionales.

La causa contra Grassi por 17 hechos de abuso sexual y corrupción de menores en la Fundación Felices Los Niños, que él presidía, se inició en 2002.

El 10 de junio de 2009, el Tribunal Oral en lo Criminal 1 de Morón condenó a 15 años de prisión al cura al considerado culpable de haber abusado en dos oportunidades del menor identificado como «Gabriel», quien estaba a su cuidado en la Fundación, y desestimó los casos anteriores.

Luego tanto el Tribunal de Casación como la Suprema Corte ratificaron la condena por el sólo hecho acreditado de «Gabriel».