Impacto 107.3

martes 27 de septiembre de 2022

Bella Vista: Cielo Claro | Ahora: 19.63°C | ST: 19.08°C

Dólar hoy: $ 153,31 | Dólar blue:$ 290,00

Haydée Padilla reveló el resultado del ADN que se realizó su hija, tras el escándalo de la adopción ilegal

«Laura se hizo los estudios como corresponde por más que nosotras ya teníamos certeza del resultado», aseguró la «Chona»
Haydée Padilla generó un gran escándalo cuando confesó en una entrevista televisiva que con su marido Sergio De Cecco habían adoptado ilegalmente a una beba el 25 de junio de 1975. La Secretaría de Derechos Humanos comenzó una investigación el marzo pasado para determinar si María Laura De Cecco era hija de desaparecidos.

A casi un año de que este tema se hiciera público, la «Chona», como se la conoce por su inolvidable personaje, reveló al diario Muy los resultados de los estudios genéticos a los que se sometió su «hija del corazón»: «El ADN dio negativo, así que se confirmó que no es hija de desaparecidos. Pero a mí no me sorprendió porque ya lo sabía».

«Entiendo y respeto las dudas de las personas que todavía están buscando a sus familiares. Laura se hizo todos los estudios como corresponde, por más que nosotras ya teníamos la certeza del resultado», aseguró la actriz, cuya hija ahora tiene 39 años y reside en Mar del Plata.

En una entrevista con Baby Etchecopar, a ella se le escapó un secreto que había guardado durante años: «Tengo una hija adoptada, era ochomesina cuando me la dieron. Ella no quiso saber nunca si era hija de desaparecidos y yo la anoté en mi libreta. Eso es un secreto. ¿Ah, estamos al aire?».

«Estaba desesperada y le había pedido a los hospitales que me avisaran si alguien abandonaba a un bebé porque quería adoptarlo. Entonces llamaron de uno de Capital Federal y fue mi marido (Sergio De Cecco) quien hizo todo. Yo la anoté en mi libretita de corazón, para protegerla», había declarado Padilla.

Tras esas polémicas declaraciones, Haydée aseguró que algunos periodistas la maltrataron: «Hubo periodistas que se portaron de maravilla conmigo, pero algunos me pusieron de inmediato el mote de ladrona y delincuente. Son temas muy personales y viví con mucha angustia los ataques».

Sin embargo, manifestó que la reacción de la sociedad fue distinta: «La gente nunca me trató mal porque entendió que no hubo una razón perversa en la adopción. Al contrario, he recibido muchas muestras de amor en la calle, en especial de las mujeres. Siempre he sido defensora de la vida y me causa mucho dolor todo lo que sucedió en esos años con las personas que fueron lastimadas por defender un pensamiento».