Impacto 107.3

jueves 30 de junio de 2022

Bella Vista: Cielo Claro | Ahora: 8.34°C | ST: 6.79°C

Dólar hoy: $ 129,99 | Dólar blue:$ 239,00

Quinta de Olivos: La residencia de los presidentes que empezó como una simple casa privada

Soledad Vallejos es la autora de «Olivos. Historia secreta de la quinta presidencial. La intimidad jamás contada de la política argentina». Un trabajo de investigación donde se encuentran los detalles más explícitos del hogar de los presidentes argentinos.
En comunicación con De Regreso, por Radio LT7 Corrientes, Soledad Vallejos pudo compartir algunos datos que se encuentran en su libro, el cual le llevó un año y medio de investigación documental, hablar con empleados, ex empleados y gente de distintas gestiones presidenciales. «De la quinta me llamó que no tiene una memoria completa de todo lo que pasó».

«En Argentina quienes trabajan en la quinta son empelados públicos. Si ellos no salen y comentan lo que pasa muro adentro de la quinta es por decisión personal. Acá no existe el acuerdo de confidencialidad», añadió.
«La quinta es para mí un lugar central de la historia Argentina del siglo XX, política social y cultural. Porque muchas de las cosas fueron pasando ahí hablan de como nosotros como sociedad».

Como muchas cosas en Argentina, empezó como una casa privada. Era una chacra dedicada a la producción agropecuaria. El chalet presidencial fue diseñado por Prilidiano Pueyrredón y desde entonces esta estructura es la misma.

«Hasta el segundo mandato de Cristina podían cambiarla como querían, el chalet no era patrimonio histórico. Hay una comisión, integrada por arquitectos, historiadores etc. que decide las intervenciones, si alguien quiere hacer algo presenta el proyecto a la comisión y ellos lo aceptan o no», indicó.

“Un señor millonario y solterón tenía muchas tierras. Dona la quinta al Estado Nacional en 1928 para que se lo utilice como un parque público o residencia. En 1922 el Estado lo acepta y recién en los años 30 lo empieza a usar pero no como residencia porque al presidente le quedaba muy lejos de la capital. Primero lo usaron como una colonia para niños vulnerables”, agregó.

Aramburu fue el primero en habitar la quinta de Olivos y desde entonces es la residencia oficial de los presidentes.