Impacto 107.3

miércoles 6 de julio de 2022

Bella Vista: Algo De Nubes | Ahora: 27.27°C | ST: 28.19°C

Dólar hoy: $ 132,85 | Dólar blue:$ 250,00

Según las pericias, el incendio se habría originado por la batería de un monopatín

El fuego comenzó en la madrugada del jueves y murieron una madre y sus cuatro hijos.
Una madre y sus cuatro hijos murieron y otras 31 personas fueron asistidas como consecuencia de un incendio originado en el séptimo piso de un edificio del barrio porteño de Recoleta, que obligó a desplegar un gran operativo con ocho dotaciones de bomberos y 22 ambulancias del SAME para controlar las llamas y rescatar a los vecinos damnificados.

Se trata de Sofia Kabudi y sus hijos Rafi Jabbaz, de 3 años; Orly Jabbaz, de 7; Esther Jabbaz, de 9 y Camila Jabbaz, de 19, mientras que el padre de la familia, Isaac Jabbaz (55), fue internado en el Sanatorio Anchorena de San Martín.

En tanto, otro hijo de 23 años del matrimonio fue dado de alta esta tarde luego de permanecer unas horas en observación en el Hospital Rivadavia con «un tratamiento de oxigenoterapia» en cámara hiperbárica, debido a que inhaló humo, informó el Ministerio de Salud del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
De acuerdo a los resultados preliminares de las pericias de la Oficina de Incendios y Explosiones de Bomberos de al Ciudad, el incendio se habría originado en «la súbita reacción térmica de baterías de litio pertenecientes a un scooter monopatín eléctrico».

Esa reacción habría estado inducida «por la sobrecarga o descargas excesivas, golpes en celdas o bien exposición a fuentes de calor».

Y ese potencial térmico «se transmitió a los elementos con capacidad de arder lo que dio origen al fuego»

El fuego comenzó a las 5.50, en el departamento del séptimo piso del edificio de Ecuador 1026, casi avenida Córdoba, mientras sus ocupantes dormían y rápidamente se expandió al piso superior, obligando a la evacuación y rescate de todos los ocupantes de los 14 pisos.
Según el fiscal Sebastián Fedullo, a cargo de la causa, por lo que refiere personal de bomberos, «habría sido algo accidental, no hay ningún signo de violencia en la propiedad. No hay nada eléctrico y de gas que haya explotado».

Noemí, una vecina del sexto piso del edificio afectado, contó a la prensa esta mañana que se despertó «con los escombros que caían del séptimo», piso donde «vive una familia de 11 personas».

«Me encontré con el padre de la familia, que pedía ayuda. Agarró el matafuegos de la escalera pero no pudo volver a ingresar al departamento porque estaba en llamas. Estaba atacado de nervios, y no podía hablar», relató Noemí sobre el dramático momento que atravesó el hombre.

La vecina explicó que desde el sexto al piso 14 hay un departamento por planta, mientras que del primero al quinto son tres unidades.

LOS CINCO FALLECIDOS SON MIEMBROS DE UNA FAMILIA DE LA COMUNIDAD JUDÍA
«Se trata de la familia Jabbaz, de la que fallecieron cinco miembros: la abuela, la madre y los tres hijos. El padre de la familia, Ioni Jabbaz, se encuentra intubado en terapia intensiva», informó la Agencia Judía de Noticias (AJN) en base a fuentes de la comunidad.

El presidente de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), Amos Linetzky, había confirmado a Télam más temprano en el lugar que «hay cinco víctimas que son de la colectividad» judía como consecuencia del incendio en el edificio de 14 pisos ubicado en Ecuador al 1.000, casi avenida Córdoba, por el cual se cortó el suministro de gas de manera precautoria en toda la cuadra.

Además, 35 personas fueron asistidas por personal médico y derivadas a seis hospitales de la ciudad de Buenos Aires, según el titular del SAME, Alberto Crescenti,

En tanto, Noemí, una vecina del sexto piso del edificio afectado, contó a la prensa que se despertó «con los escombros que caían del séptimo», donde «vive una familia de 11 personas».

«Me encontré con el padre de la familia, que pedía ayuda. Agarró el matafuegos de la escalera pero no pudo volver a ingresar al departamento porque estaba en llamas. Estaba atacado de nervios, y no podía hablar», relató Noemí sobre el dramático momento que atravesó el hombre, que luego fue trasladado y se encuentra intubado en terapia intensiva.

La vecina explicó que desde el sexto al piso 14 hay un departamento por planta, mientras del primero al quinto son tres unidades.

El subcomandante Pablo Giardina, que encabezó el operativo, afirmó que «las cinco personas fueron rescatadas por personal de Bomberos de la Ciudad con vida e inconscientes, dadas las tareas que se hicieron en primera instancia. Fueron entregadas al personal médico del SAME, pero lamentablemente después llegaron muertos a los respectivos nosocomios”.

“Con profundo pesar, expresamos nuestras condolencias a los seres queridos de las personas fallecidas en el terrible incendio de esta madrugada, en el edificio de la calle Ecuador. Deseamos la pronta recuperación de los heridos de esta tragedia que entristece a toda la sociedad”, manifestaron desde la AMIA, indicó la AJN.

Por otro lado, vecinos de la comunidad judía se acercaban al edificio para interiorizarse sobre lo ocurrido.

«El edificio del incendio se encuentra cercano al tradicional barrio judío de Once, donde vive la mayor cantidad de familias judías ortodoxas de la Argentina, a pocos metros de la yeshivá (escuela de estudios religiosos) Jafez Jaim del rabino Samuel Levin», agregó la AJN.

Antonio, uno de los vecinos que vive en el quinto piso del edificio, relató a Télam cómo vivió ese momento: «Un poquito antes de las 6 de la mañana empecé a escuchar gritos que decían: ‘incendio, soy del séptimo, llamen a los bomberos, salgan porque se está incendiando'».

«Me vestí con lo que pude y bajé corriendo. Al rato cayeron los Bomberos, la Policía y el SAME. Acá estaba todo en llamas. Estaba el padre y una de las hijas sentados. Ahí vive un matrimonio con muchos hijos. Bajó el padre con una de las nenas a pedir auxilio. El padre tenía la cara negra», contó Antonio, cuya vivienda está dos pisos abajo del departamento donde se originó el fuego.

Las llamas se expandieron rpidamente y obligaron al despliegue de un gran operativo de Bomberos de la Ciudad Foto Gustavo Amarelle
Las llamas se expandieron rápidamente y obligaron al despliegue de un gran operativo de Bomberos de la Ciudad. Foto: Gustavo Amarelle

Silvia, la administradora del consorcio, afirmó en declaraciones Télam que «no se pudo restablecer el servicio de electricidad ni el de gas. Eso se va a hacer mañana con los matriculados» y dijo que «la falla se dio en la unidad y no a nivel edilicio».

El subcomandante del Grupo Especial de Rescate de Bomberos de la Ciudad de Buenos Aires (CABA), Pablo Giardina, afirmó que «las cinco personas fueron rescatadas por personal de Bomberos de la Ciudad con vida e inconscientes, dadas las tareas que se hicieron en primera instancia. Fueron entregadas al personal médico del SAME, pero lamentablemente después llegaron muertos a los respectivos nosocomios».

«El operativo fue exitoso porque fue coordinado con todos los recursos acorde a la demanda de la situación. Se pudo acceder y controlar la gran cantidad de fuego que había», señaló Giardina en diálogo con Télam.

El bombero relató que cuando llegaron al lugar «nos encontramos con una masa de intensidad de fuego importante, gente dentro del incendio, personas en el balcón a un costado del fuego del piso del incendio y, dada la hora, muchas personas que estaban durmiendo en los pisos de arriba».

El presidente de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), Amos Linetzky, confirmó a Télam que hubo «cinco víctimas que son de la colectividad» judía como consecuencia del incendio en el edificio, por lo cual se cortó el suministro de gas de manera precautoria en toda la cuadra.

LOS INTERNADOS
Ioni Jabbaz, de 55 años, es asistido con respiración mecánica, según el parte médico, en tanto otro integrante de la familia -un joven de 23 años- se encuentra estable en observación en el mismo establecimiento médico, con “un tratamiento de oxigenoterapia” debido a que inhaló humo.

El incendio se registró a las 5.50 en el séptimo piso del edificio de Ecuador 1062, por causas que aún se desconocen, y se extendió rápidamente al piso superior, consecuencia de lo cual cinco personas murieron: dos mujeres de 19 y 51 años, dos niños de 3 y 8 años y una nena de 9, todos integrantes de la familia Jabbaz.

Las cinco víctimas fatales habían sido rescatadas con vida del edificio pero murieron camino al hospital o en los centros de salud.

En tanto, otras 26 personas permanecen internadas en seis hospitales públicos de la Ciudad y cinco fueron asistidas en el lugar del incendio.

Al Hospital Fernández fueron derivadas 9 personas, entre ellas la joven de 19 años que falleció por un paro cardíaco. El resto son tres menores de edad (2 chicas y 1 chico, de 13, 10 y 4 años) que están estables y en observación por inhalación de monóxido de carbono, y cinco mujeres de 37, 25, 39, 72 y 82 años, según informó un parte divulgado esta tarde por el Gobierno porteño.

«La mujer de 37 años cursa un embarazo de 34 semanas. Hasta el momento, se encuentra estable, e ingresará a cámara hiperbárica, de manera preventiva» y «la mujer de 25 años será derivada a Terapia Intensiva para que reciba», agregó el informe.

En tanto, otras 9 personas fueron trasladadas al Hospital Ramos Mejía, entre las cuales la mujer de 51 años que falleció.

De las ocho restantes, tres son efectivos policiales (31, 34 y 24 años) que fueron los primeros en asistir en el incendio y cinco son vecinos del edificio (tres hombres de 29, 34 y 74 años y dos mujeres de 27 y 53 años).

Al Hospital Gutiérrez habían sido derivadas siete personas afectadas por el incendio, entre ellas los tres menores que fallecieron. Permanecen internados 4 pacientes por intoxicación con monóxido de carbono: 2 niños de 13 y 14 años, una niña de 14 años, y un joven de 22 años.

Por su parte, dos personas fueron internadas en el Hospital Elizalde: un adulto de 35 años y un menor de 7 años, ambos en tratamiento de oxigenoterapia por intoxicación de monóxido de carbono.

Por último, en el Hospital Durand permanecen una mujer de 73 años que ingresó por inhalación de humo y un hombre con un cuadro de intoxicación por monóxido de carbono.
Gabriel Rey León, subcomandante de Bomberos de la Estación cuarta Recoleta, dijo a esta agencia que en «principio el fuego se habría producido en el living comedor» y que «no encontraron elementos que lo hubieran causado».

Sobre el departamento indicó que «es de aproximadamente 90 metros cuadrados, con living comedor, cocina separada, 4 dormitorios y un baño».

El fiscal Fedullo, quien esta tarde estuvo presente en el lugar del siniestro, solicitó pericias para determinar su origen, informó la Justicia porteña.

«En principio no hay siquiera una pericia preliminar. Con suerte estaría mañana y un informe final más adelante. En principio, por los que nos refiere personal de bomberos, habría sido algo accidental, no hay ningún signo de violencia en la propiedad. No hay nada eléctrico y de gas que haya explotado», explicó.

Sobre este tema el subcomandante Giardina informaba a Télam que no hay riesgos estructurales en el edificio y que «la parte pericial (de Bomberos) realiza sus tareas específicas. Está tratando de determinar cuáles fueron las causales del siniestro».

En ese marco, precisó que, «hasta el momento, se hizo una inspección de la totalidad de la estructura por parte del personal de la guardia de auxilio del Gobierno de la Ciudad, quienes ya dijeron que no existía riesgo ni de los departamentos siniestrados ni del resto del edificio».

El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, precisó que «31 personas» fueron derivadas a hospitales públicos, entre ellos el Fernández, Ramos Mejía, Gutiérrez, Elizalde, Rivadavia y Durand, y esta noche 17 permanecían internadas, según informó el Gobierno porteño.

Además, tres efectivos de la Policía de la Ciudad fueron trasladados al Ramos Mejía por inhalación de humo y de manera preventiva, ya que fueron los primeros en llegar al lugar y estuvieron a cargo de la evacuación de los vecinos, detalló en el parte oficial.

Una enfermera del Hospital Gutiérrez, adonde trasladaron a los 3 niños fallecidos, afirmó a Télam que fueron «recibidos en la guardia» y que «se los intentó entubar y se le colocaron las vías».

«Los trataron reanimar, pero ya era tarde», detalló y destacó el esfuerzo realizado por los terapistas y enfermeros que asistieron a las víctimas.

Quirós asistió al Hospital Fernández a dar sus condolencias a las familias de las víctimas del incendio e interiorizarse del estado de salud de las personas que fueron derivadas allí.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta y su jefe de Gabinete, Felipe Miguel, dialogaron en el lugar con dirigentes de la comunidad judía y saludaron a personal de bomberos e integrantes del SAME sobre quienes resaltaron «el profesionalismo y el compromiso» con que actuaron en el operativo.

También la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, expresó esta mañana «la desolación del Gobierno nacional frente al incendio» y agregó: «Enviamos nuestras condolencias a las familias de las víctimas y nuestra colaboración con todo lo que sea necesario con el Gobierno de la Ciudad y las familias para salir de esta situación trágica».

Desde la AMIA, «con profundo pesar», expresaron sus condolencias «a los seres queridos de las personas fallecidas en el terrible incendio de esta madrugada, en el edificio de la calle Ecuador» y desearon «la pronta recuperación de los heridos de esta tragedia que entristece a toda la sociedad».

Los cinco integrantes de la familia serán inhumados mañana en el Cementerio Judío Sefaradí Bene Emeth de la localidad bonaerense de Lomas de Zamora, informaron a Télam voceros de la AMIA.