Impacto 107.3

viernes 19 de agosto de 2022

Bella Vista: Cielo Claro | Ahora: 4.4°C | ST: 4.4°C

Dólar hoy: $ 142,39 | Dólar blue:$ 293,00

Tratamiento con plasma: por el aumento de los casos se intensifica el trabajo para conseguir nuevas dosis

A la fecha, unas 55 personas en toda la provincia, recibieron el tratamiento del plasma convaleciente. Sobre el total de los recuperados, el 19% no creó anticuerpos. A esto se suma una limitación en la capacidad para donar, ya que se cree que al cuarto mes, los anticuerpos pueden empezar a desaparecer.
Carolina Aromí, directora del Banco de Sangre, es la responsable del tratamiento de plasma convalenciente que se aplica en la provincia y es clave en la pelea contra el coronavirus.

«Hoy estamos con una mayor demanda y sabíamos que podía pasar», dijo a Punto de Referencia y explicó que a la fecha hay 55 personas que recibieron el tratamiento co un total de 116 dosis terapéuticas entre todos.

«Hoy estamos trabajando también con todos los recuperados del interior y esto significa una logística que implica el trabajo con los directores» y trabajadores de la salud de cada localidad

«Hay que recordar que no todo paciente que se recupera puede donar. Esto determina a través del Laboratorio Central y el Banco de Sangre donde se ve si la persona tiene anticuerpos y de qué tipo», explicó.

«Del total de recuperados, hay que sacar a los menores de 16 años que no pueden donar, sin embargo no hay un límite de edad superior, ya que hay pacientes de 75 años que donaron», señaló.

«Hay personas que no generan anticuerpos y según diversos estudios, hay poblaciones endonde el 25% de los pacientes no genera anticuerpos. En Corrientes esa cifra no supera el 19%», agregó.

Otro de los inconvenientes para la donación se da en los pacientes que generan anticuerpos pero no en la cantidad necesaria para donar.

Sin embargo, en Corrientes se dio la situación de que la mayoría de los recuperados tienen plasma que sirve para colaborar con otras personas pero con el tiempo se ha comprobado que «a los tres o cuatro meses, aproximadamente los anticuerpos pueden empezar a bajar», advirtió.

«Hoy estamos trabajando más que nunca para tener un buen stock», dijo Aromí.