Impacto 107.3

martes 27 de septiembre de 2022

Bella Vista: Cielo Claro | Ahora: 17.77°C | ST: 16.96°C

Dólar hoy: $ 153,01 | Dólar blue:$ 286,00

Último adiós al fiscal Nisman: entre aplausos y pedidos de justicia, partió el cortejo fúnebre

Los restos del fiscal se dirigen al Cementerio Israelita de La Tablada. Allí se realizará una ceremonia religiosa para los familiares. Anoche hubo un homenaje de autoconvocados e insultos cuando llegó Alejandra Gils Carbó
Los restos del fiscal Alberto Nisman serán enterrados hoy en el Cementerio Israelita de La Tablada. El cortejo fúnebre partió poco antes de las 10, desde la funeraria O’Higgins, en el barrio porteño de Núñez, entre aplausos y pedidos de Justicia.

En el lugar se presentó un grupo de autoconvocados a pesar de que la despedida a Nisman se realizó a puertas cerradas. Algunos integrantes de su círculo más íntimo permanecieron a lo largo de la noche en el velatorio. Otros se retiraron y volvieron a primera hora de este jueves.

Según fuentes de la Agencia Judía de Noticias, en el cementerio de Tablada se llevará a cabo una ceremonia religiosa con la presencia del rabino Marcelo Polakoff.

Con velas, aplausos, banderas argentinas y carteles que rezaban «Todos somos Nisman» y «Verdad y Justicia», vecinos permanecieron en las manzanas aledañas a la funeraria hasta que el cortejo partió hacia La Tablada. La calle O’Higgins al 2800 permaneció cerrada al tránsito con un fuerte operativo de la Policía Federal.

El embajador de los Estados Unidos, Noah Mamet, y los principales dirigentes de la comunidad judía fueron a despedir al fiscal. Además, también pasaron por el lugar el ministro de Justicia y Seguridad porteño, Guillermo Montenegro, el juez Ariel Lijo y el consejero de la Magistratura Alejandro Fargosi.
Hubo momentos de tensión cuando los concurrentes identificaron que la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, llegaba en un vehículo. Se oyeron fuertes insultos hacia la funcionaria y algunos de los manifestantes patearon el auto que la transportaba.
La misma situación se repitió cuando Gils Carbó se retiró del lugar, pasadas las 23.
Durante la tarde, y cuando el velatorio recién había comenzado, algunas de las personas que se acercaron al lugar destrozaron la corona de flores que había enviado el Ministerio Público Fiscal.
Una vez que regresó la calma, los autoconvocados continuaron prendiendo velas para el fiscal y reclamando «justicia». A la medianoche, cantaron el Himno Nacional, hubo aplausos a modo de homenaje y luego comenzaron a retirarse. El operativo policial permanecerá apostado en la zona ya que estiman que la concurrencia de ciudadanos se repita esta mañana, cuando trasladen los restos del fiscal Nisman hacia el Cementerio Israelita de La Tablada.