Impacto 107.3

jueves 6 de octubre de 2022

Bella Vista: Nubes | Ahora: 13.92°C | ST: 13.85°C

Dólar hoy: | Dólar blue:

Un estudio determinó que las gaseosas dietéticas pueden causar obesidad y diabetes

Los investigadores concluyeron que los edulcorantes artificiales que intentan reemplazar el azúcar para evitar las calorías de más son contraproducentes.
La respuesta a la pregunta clásica ante cada taza de café, «¿azúcar o edulcorante?», podría cambiar a partir del descubrimiento de un grupo de científicos israelíes que señaló a los endulzantes artificiales como responsables de la intolerancia a la glucosa, la primera causa de diabetes y obesidad.

Un grupo de investigadores del Instituto Weizmann de Ciencias concluyó que los edulcorantes artificiales utilizados en gaseosas y otros productos provocan más obesidad que el consumo de azúcar de caña o de remolacha porque desbarajustan el sistema del cuerpo para procesar los dulces, informó el sitio inglés Daily Mail.

El estudio fue realizado en 400 personas que se prestaron para un cambio radical en sus dietas: dejaron de lado el azúcar y empezaron a ponerle sacarina, sucralosa y aspartamo a sus comidas y bebidas y empezaron a consumir gaseosas dietéticas, que suelen tener uno de estos edulcorantes artificiales.

Después de un tiempo, los científicos comenzaron a notar que cuatro de cada siete personas subían de peso y se volvían intolerantes a la glucosa. Además, los investigadores determinaron que los edulcorantes artificiales afectaban a los micro organismos que viven en el aparato digestivo y ayudan a digerir la comida.

Los micro organismos obtienen demasiada energía de los alimentos ingeridos y a cambio dejan más grasa acumulada en el cuerpo, lo que con el tiempo genera la obesidad. La intolerancia a la glucosa, mientras tanto, es una forma de pre diabetes que debe ser tratada para evitar la progresión de la enfermedad.

En el caso de los alimentos e infusiones, es recomendable que contengan cantidades moderadas de azúcar antes que algún tipo de edulcorante artificial, pero si de gaseosas dietéticas se trata, desde la Universidad de Exeter, en Inglaterra, la doctora Katarina Kos subrayó que «el agua es la mejor bebida para controlar el azúcar en sangre».