Impacto 107.3

lunes 8 de agosto de 2022

Bella Vista: Nubes | Ahora: 15.01°C | ST: 14.39°C

Dólar hoy: $ 139,89 | Dólar blue:$ 293,00

Un robot submarino buscará restos del vuelo MH370 en el fondo del océano Índico

Las autoridades australianas anunciaron que podría demorarse varios días el despliegue del Bluefin-21 en la zona donde se detectaron señales acústicas. «Tenemos que proseguir con la detección de señales», dijeron.
El coordinador de las operaciones, Angus Houston, había dicho que se preveía desplegar el robot Bluefin-21 en el fondo del Índico en busca de restos del Boeing 777 de Malaysia Airlines, desaparecido el 8 de marzo con 239 personas a bordo.

La búsqueda del Boeing 777 de Malaysia Airlines, desaparecido hace justo un mes, se centra en el fondo del océano Índico, con el despliegue previsto de un robot submarino en la zona donde se captaron señales acústicas «prometedoras».

El coordinador de las operaciones de búsqueda frente a las costas occidentales de Australia afirmó también que quedan muy pocas esperanzas de encontrar en la superficie restos del aparato. Según Houston, las señales acústicas procedentes del fondo marino y detectadas en los últimos días por el buque australiano Ocean Shield son ahora mismo la pista «más prometedora».

Una vez que se hayan localizado con más precisión esas señales, se desplegará en el lecho marino un robot de fabricación estadounidense, el Bluefin-21, para buscar los restos del avión. «Podríamos llegar muy rápido a esta etapa», había declarado Angus Houston a la radio australiana ABC este martes.El Bluefin-21, un vehículo submarino con forma de torpedo y casi cinco metros de largo, está equipado de un sónar. El robot se emplea para registrar fondos marinos, en tareas de búsqueda de restos, arqueología, oceanografía y también para la detección de minas submarinas.

Si su sónar capta una señal, el Bluefin-21 será subido a la superficie y se le dotará de una cámara, para volver al fondo del océano. El problema es que el aparato no puede ir equipado a la vez de un sónar y de una cámara.

«Es un proceso largo y muy difícil, sobre todo cuando se rastrea el fondo del océano», destacó Houston, ex jefe del ejército australiano.

Las tareas de búsqueda se centran en un arco de 600 km de largo, en el sur del océano Índico, muy lejos de las costas australianas, desde donde se coordinan los trabajos.