Impacto 107.3

martes 27 de septiembre de 2022

Bella Vista: Cielo Claro | Ahora: 27.12°C | ST: 26.38°C

Dólar hoy: $ 153,22 | Dólar blue:$ 291,00

Caso Miguelito: «Sé que lo tienen trabajando en una estancia»

Raúl Bejarano es el padre de Miguel Bejarano, el chico desaparecido en 1998 en la localidad de Esquina cuando tenía 9 años. Desde aquel momento, su familia no supo más nada del pequeño hasta hace un tiempo. “Miguelito” estaría trabajando en una estancia de Paraguay, lindante a la triple frontera y, según testigos, el joven que hoy tiene 25 años todavía se acuerda de su familia. “Pedimos que la justicia haga algo, nunca se avanzó en el caso porque el poder político está involucrado en esta cuestión”.
Miguel Ángel Bejarano tenía 9 cuando desapareció la siesta del 25 de enero de 1998 en la localidad de Esquina. Había salido de la casa de unos familiares con quienes almorzó, pero no regresó a su casa. Los datos obtenidos por los investigadores señalaron que había sido raptado en el trayecto.

Su padre Raúl Alberto Bejarano, dialogó con Radio Sudamericana y luego de 16 años de búsqueda y dolor dijo saber dónde está su hijo. “Me contaron que lo vieron a Miguelito trabajando en una estancia de Paraguay, lindante a la triple frontera”.

«Lo vieron en una estancia de corrida de caballos. Miguel habló con un maestro de Esquina y se acordó de su familia. Según me contaron, él no podía hablar mucho porque los guardias lo controlaban», declaró.

Raúl nunca bajó los brazos, recordó aquel 25 de enero y dijo “Miguelito se había peleado con su hermano, ahí no sé si se fue por sus propios medios o lo llevaron, aunque estoy casi seguro que lo llevaron”, insistió.

“Había una familia de Buenos Aires que vivía en Esquina. Él los visitaba mucho y creo que ellos lo llevaron. Pasaron los años y la justicia sigue sin hacer nada. Mi hijo está en algún lugar del mundo y nadie se movió”, agregó Raúl en Sudamericana.

La familia del joven involucró al poder político que pisaba fuerte en la provincia y aseguró que por esa razón la justicia no investigó.

Entre tanta falta de certezas sólo hay una exactitud: Miguel Bejarano es considerado “un desaparecido” y no una persona que pudo ser asesinada. De estar con vida sería un joven de 25 años. La incógnita continúa.