Impacto 107.3

martes 27 de septiembre de 2022

Bella Vista: Cielo Claro | Ahora: 20.11°C | ST: 19.53°C

Dólar hoy: $ 153,31 | Dólar blue:$ 290,00

Descartaron que los restos humanos encontrados en La Rioja sean de Marita Verón

Así lo determinaron los estudios realizados. Los restos fueron hallados en las inmediaciones de los prostíbulos donde la joven fue vista tras ser secuestrada y desaparecida en abril de 2002.

Los restos que fueron encontrados a fines de abril por un grupo de chicos que jugaban en un predio cercano a los locales que en la capital riojana regenteaban los hermanos José “Chenga” y Gonzalo “Chenguita” Gómez, condenados este año por secuestrar y obligar a Marita a prostituirse, no eran de la joven.

«Tenemos un adelanto no formal de los estudios que se realizan al cráneo y estaría arrojando como resultado que sería de sexo masculino», informó esta tarde a Télam, Carlos Garmendia, abogado de la fundación «María de los Angeles», que preside Susana Trimarco, madre de Marita.

Garmendia explicó que la información «no es oficial todavía, pero esto no cierra la investigación y debe determinarse la procedencia e identificación de esos restos».

En ese lugar aparecieron un cráneo y una pila de huesos calcinados y se abrió una investigación penal en la justicia provincial.

La causa caratulada como homicidio de N.N. quedó radicada en el juzgado provincial de Instrucción en lo Criminal y Correccional N° 1, a cargo de Mario Martínez, según informa el sitio Infojus Noticias.

Por sugerencia de la Procuración para el Combate de la Trata y Explotación de Personas (Protex), el magistrado dio intervención al Equipo Argentino de Antropología Forense de Córdoba para la realización de las pericias.

Fuentes cercanas a la investigación confirmaron que los peritos descartaron que se trata de una mujer y continúan ahora los estudios para rastrear la identidad de la persona fallecida.

Los hermanos Gómez fueron condenados por la justicia tucumana junto a otras ocho personas por secuestrar a Marita y obligarla a prostituirse en los prostíbulos Candy, Candilejas y El desafío, que ambos regenteaban junto a su madre Irma “Mamá Lili” Medina, fallecida antes de que se dictara la sentencia.