Impacto 107.3

sábado 13 de agosto de 2022

Bella Vista: Cielo Claro | Ahora: 22.58°C | ST: 22.38°C

Dólar hoy: $ 141,50 | Dólar blue:$ 295,00

Facundo Castro murió ahogado y no se puede determinar si fue asesinado

La junta de catorce peritos y peritas forenses que intervinieron en la autopsia de Facundo Astudillo Castro, que había comenzado poco después de las 9, culminó alrededor de las 12 en la sede del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) en la ex Esma sin que haya un criterio unificado entre los expertos sobre las conclusiones del análisis del cuerpo del joven, que desapareció el 30 de abril cuando dejó su casa de Pedro Luro, fue detenido por la policía por circular sin permiso en medio del ASPO, y cuyo esqueleto fue encontrado el 15 de agosto en un cangrejal de Villarino Viejo.

Los resultados «permiten aseverar, con el rigor científico necesario, que la muerte de Facundo José Astudillo Castro seprodujo por asfixia por sumersión (ahogamiento). La sumersión (mecanismo asfíctico) es la causa de la muerte por obstrucción de la vía aérea por el ingreso de líquidos durante el proceso de respiración bajo el agua, generando el ahogamiento (asfixia mecánica)». El avanzado estado de esqueletización del cadáver impide determinar si fue accidente, homicidio o suicidio, dice el informe final.

Los resultados de la autopsia deberían indicar la data, el lugar y la causa de la muerte, sin embargo la perito de la familia Castro dijo que “el informe pericial no explicó qué hicieron con él”. La perito de la familia, Virginia Creimer, sostiene que lo mataron y por ese motivo firmó en disidencia. El informe concluye que «Del estudio forense no surgen elementos que permitan suponer que los restos humanos hayan estado en otro ambiente distinto al del hallazgo durante el intervalo postmortem consignado».
Además de los expertos y expertas que se reunieron a puertas cerradas –cinco forenses del EAAF (perito oficial), cinco del Cuerpo Médico Forense (CMF) de la Corte Suprema de Justicia, una perito del Conicet y tres de la Universidad Nacional del Sur, y Virginia Creimer, perito de las querellas y referente de la Consultora Pericial de Ciencias Forenses– acudió a la ex Esma la jueza federal María Gabriela Marrón a cargo de la causa, la abogada querellante por la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) Margarita Jarque, y el fiscal especial Horacio Azzolín, designado junto al fiscal de la Procuvin Andrés Heim para formar equipo con el fiscal Santiago Ulpiano Martínez, recusado por la familia en dos oportunidades.

La querella particular había señalado que en los veinte cuerpos de la causa hay “fallas de origen”, lo que dificulta aún más el hallazgo de la verdad.

«A Facundo lo mataron, por eso firmé en disidencia. Fue una muerte violenta por asfixia por sumersión, por la presencia de las diatomeas en los espacios analizados, la data de muerte serían 28 días según los tafónomos, pero el entomólogo dijo 40 días y estoy más cerca de él», dijo a Página12 la perito de la familia Virginia Creimer.

Por este motivo, a las 18 Cristina Castro, sus abogados Leandro Aparicio y Luciano Peretto, junto a Margarita Jarque de la Comisión Provincial por la Memoria como querella institucional, darán una conferencia de prensa organizada por Amnesty Argentina. «Tuvimos un problema importante porque a la odontóloga le bajaron una línea violenta que se desdijo sobre el «diente rosa» cuando ya había dicho que fue un fenómeno vital, es decir que lo golpearon en vida», explicó la perito a este diario. «Ese es uno de los puntos que quisieron voltear, el pink teeth, que es un fenómeno vital que a veces se da post morten y otras en vida, por eso la miré a los ojos a la odontóloga y le dije ‘vos me enseñaste en el caso de Franco Casco que la tinción de los dientes es un fenómeno vital y ahora decís que es post mortal’, y aterrada me dijo ‘puede ser peri mortem’, le respondí que ‘eso puede ser antes, durante o después de la muerte, no es lo escribiste’, y de nuevo saltaron todos les demás perites para que se desdijera. Si el fenómeno aplicaba para Casco que ese signo fuera vital aplica también para Facundo, en ese momento la codearon sacó unas hojitas y leyó que la bibliografía dice que en más de 200 casos puede ser post mortem», explicó Creimer.

La médica forense precisó que otra de las razones de su firma en disidencia fue porque el informe oficial menciona que no hubo intervención de terceros en la muerte de Facundo. “Mi planteo fue que tampoco se puede afirmar lo contrario, en ese momento me acusaron de bajar línea y me pidieron que justifique con bibliografía, a lo cual respondí que voy a escribir mi posición como perito de la familia y lo demás se debatirá en un juicio oral”, relató. Cabe destacar que la disidencia no consta en el informe que difundió el juzgado a los medios, sí en la versión completa integrada del EAAF.

La firma en disidencia es lo que va a permitir a las querellas seguir discutiendo en la causa y evitar que las conclusiones de la autopsia sean equiparadas al cierre de la misma, como ocurrió en el caso de Santiago Maldonado