Impacto 107.3

martes 27 de septiembre de 2022

Bella Vista: Cielo Claro | Ahora: 27.11°C | ST: 26.38°C

Dólar hoy: $ 153,31 | Dólar blue:$ 291,00

La justicia uruguaya busca a «Huguito», un nuevo sospechoso por el crimen de Lola

A un mes del homicidio de la joven argentina y tras obtener pocos avances en la investigación, la Policía busca un hombre que respondería al identikit que armó la persona que halló el cuerpo y que habría estado en Valizas el día que la mataron
A pesar de que la causa está en foja cero y que los avances en la investigación por el crimen de Lola Chomnalez son casi nulos, la justicia uruguaya sigue en la búsqueda del asesino y ahora apunta a dar con el paradero de un nuevo sospechoso: se trata de un hombre conocido como «Huguito», una persona que respondería a las características del identikit elaborado por el artesano que encontró el cadáver de la adolescente argentina el 30 de diciembre pasado, dos días después de su asesinato.

Si bien responde al mismo nombre al que apuntaron cuando Richard «Conejo» Gutiérrez -uno de los 13 indagados hasta el momento- era señalado como principal sospechoso, no se trataría de la misma persona. El «Huguito» que ahora buscan las autoridades sería un hombre de unos 40 años, de gran tamaño y canoso. «Fue en base a quien se hizo el primer identikit», explicó una fuente del caso al diario Clarín.

De acuerdo con la declaración que hicieron el artesano y algunos de sus hijos ante la primera jueza de la causa, Marcela López, vieron pasar a alguien sospechoso el mismo día que encontraron a Lola enterrada bajo la arena de la playa, a casi cinco kilómetros del pueblo de Valizas.

«Tenía un aspecto raro, una mirada extraviada y estaba vestido de una manera distinta a la gente que se ve pasar por acá. Por eso me llamó la atención», le dijo en su momento a los investigadores. La descripción del testigo coincide con información que dieron otros pobladores de Valizas, quienes dijeron que a «Huguito» lo dejaron de ver el 29 o 30 de diciembre, horas después del asesinato.

Ayer, la jueza de la causa, Silvia Urioste, indagó a tres sospechosos y les ordenó la extracción de muestras de ADN para cotejarlas con la sangre hallada en las pertenencias de la joven. Si bien los resultados se conocerán mañana, en Uruguay dudan de que se obtengan resultados positivos.

Más medidas de prueba

La jueza Urioste ahora pretende reconstruir todos los momentos de la joven desde su llegada a Montevideo el sábado 27 de diciembre hasta su partida hacia el balneario Barra de Valizas, en Rocha, ese mismo día, según publicó el diario El País.

A través de las cámaras de vigilancia de la capital uruguaya, la magistrada busca lograr la imagen de la joven en el momento en que se baja por error en plaza Cuba, cuando debía hacerlo en la terminal Tres Cruces en esa ciudad. Además, se tratará de identificar a un hombre que va detrás de Lola en la jornada de ese sábado. Con la imagen en plaza Cuba se capturará una fotografía para desde allí buscar a esa persona a los efectos de interrogarla.