Impacto 107.3

jueves 1 de diciembre de 2022

Bella Vista: Nubes Dispersas | Ahora: 24.58°C | ST: 24.74°C

Policías y el gobierno tucumano llegan a un acuerdo que pone fin al reclamo salarial

Los representantes de la Policía y funcionarios del gobierno tucumano llegaron esta tarde a un acuerdo, que pone punto final al reclamo salarial por parte de los uniformados y permitirá que en las próximas horas se normalice la situación en materia de seguridad en esta provincia.

El acuerdo se logró luego de largas e intensas reuniones entre los representantes de los policías que se autoacuertalaron en la subjefatura de Policía con los ministros Edmundo Jiménez (de Gobierno y Justicia) y Jorge Gassenbauer (de Seguridad Ciudadanía).

Los manifestantes aceptaron el ofrecimiento realizado por el Gobierno que eleva a 8.500 pesos el salario de bolsillo para el cargo de agente, el nivel inicial de la fuerza de seguridad y por la tarde firmaron el acta acuerdo que fue refrendada por los funcionarios provinciales.

El ofrecimiento realizado por el Gobierno eleva a 8.500 pesos el salario de bolsillo para el cargo de agente El anuncio fue realizado por Diego Herrera, representante de los policías, al salir de la reunión en Casa de Gobierno. «Levantamos el paro y de inmediato vamos a salir a las calle a cumplir con nuestro trabajo», señaló.

«No nos vamos a lavar las manos porque sabemos que somos en parte responsables de lo que sucedió en las últimas horas», indicó Herrera, quien confirmó que en los próximos días mantendrán reuniones con las autoridades provinciales para aceitar el acuerdo.

La protesta comenzó el domingo por la noche y generó momentos de caos e incertidumbres debido a los ataques que sufrieron supermercados y comercios de la provincia.

Como consecuencia de los actos de vandalismo, dos personas murieron y hubo cientos de heridos, según lo informado por autoridades de los hospitales.

Empleados de las firmas comerciales y vecinos se armaron para defender a los locales e incluso algunas viviendas debido a los intentos de saqueos que se prolongaron durante todo el día.

En algunos barrios se clausuraron calles y se arrojaron pedazos de vidrios para evitar que los saqueadores, en se movilizaban en motos, pudieran llegar a esos lugares.