Impacto 107.3

jueves 6 de octubre de 2022

Bella Vista: Nubes | Ahora: 13.92°C | ST: 13.85°C

Dólar hoy: | Dólar blue:

Sospechan que un conocido secuestró al empresario

Los investigadores siguen esta línea por las condiciones en que se encontró el auto. Por su situación familiar descartan la posibilidad de que sea un secuestro extorsivo o un robo.
El Audi S4 blindado del empresario desaparecido hace seis días fue encontrado perfectamente estacionado, con sus puertas cerradas, pero sin traba y dentro del vehículo hallaron su tableta iPad, una cartera con cheques y otros papeles de trabajo. No hubo robo. Como además no existió ningún llamado extorsivo, los investigadores del caso aseguran que el hombre fue capturado por alguien que él conocía.
Damián Carlos Stefanini, de 45 años, es el empresario de San Fernando que desapareció el viernes pasado. Fuentes policiales consultadas por Clarín creen que el hombre no se fugó de su casa en forma voluntaria, sino que fue víctima de algún tipo de venganza vinculada a un tema financiero.

«Stefanini era dueño de una fábrica de sillas y sombrillas, pero también prestaba dinero. Llevaba un nivel de vida muy alto. Viajaba seguida, se movía en un auto importado y vivía en un country. Su familia asegura que no le debía dinero a nadie, pero estamos investigando a sus deudores y a todo aquel que haya hecho negocios con él», explicaron fuentes del caso.

El empresario está casado hace tres años y medio con la atractiva Antonella Ognio, hija de Horacio Ognio, un importante empresario inmobiliario de Corrientes. Con ella tiene una beba de seis meses.

El hombre fue visto por última vez por su esposa el viernes a las 8.30 de la mañana cuando se fue a trabajar y se perdió todo tipo de comunicación con él. Su auto, modelo 2006, fue encontrado el domingo en Julio A. Roca al 2480, casi las vías del ferrocarril Mitre, en Florida, Vicente López. A metros de la oficina de su contador.

Los investigadores dijeron que la presunción se basa en el importante crecimiento económico de Stefanini de los últimos tiempos y de su función como prestamista.

Su suegro, Horacio Ognio, con el que podría tener algún vínculo comercial, insistió: «Yo hablo mucho con él, de todo, siempre llama y pregunta cómo estamos. Con toda la familia. No es un chico con enemigos. No tengo ningún negocio con él, no hago ninguna transacción con él, nada».