Impacto 107.3

martes 5 de julio de 2022

Bella Vista: Nubes | Ahora: 17.89°C | ST: 18.16°C

Dólar hoy: $ 132,07 | Dólar blue:$ 260,00

Terminó el rastrillaje por María Cash: una cruz sin tumba y otros “chascos” del operativo

Por primera vez, registraron la zona donde se perdió el rastro de la diseñadora con tecnología y recursos. Tras tres días de búsqueda, dieron por finalizado el procedimiento.
A mediados de octubre, una reunión entre la Ministra de Seguridad Patricia Bullrich, la familia de María Cash y el fiscal del caso, Eduardo Villalba volvió a encender la esperanza de encontrar a la diseñadora. Acordaron la conformación de una comisión especial de búsqueda que incluyó la participación de varias fuerzas de seguridad y, por primera vez, de tecnología para rastrillar la zona donde se perdió el rastro.

Este martes más de 50 efectivos llegaron al paraje frente al santuario de la Difunta Correa, cerca de Palomitas, un pueblo sin Internet y muy pocos habitantes, en Salta. Llevaban, además, perros rastreadores, georadar y drones. Habían delimitado la zona de búsqueda de acuerdo a la declaración de un testigo de identidad reservada.
En el terreno, una zona amplia y agreste, los investigadores se entusiasmaron al encontrar correspondencia con el testimonio. El primer día, un de los canes -capaz de detectar restos humanos de más de 10 años, marcó un sitio. Al día siguiente, comprobaron que no se trataba de María, que desapareció el 8 de julio de 2011.

Durante la primera jornada, encontraron huesos de animales en tanques australianos. Cada resto óseo fue analizado por un antropólogo del equipo del Sistema de Búsqueda Federal de Personas Desaparecidas y Extraviadas (SIFEBU), a cargo de Leticia Risco.

El segundo día, decidieron ampliar la zona de búsqueda. Fue este viernes que encontraron una cruz de metal que ilusionó a los encargados del operativo. Pero se trataba de una cruz sin tumba, un recuerdo abandonado de allegados a un camionero que murió en la ruta en la década del 80. También se toparon con ropa quemada, pero los detectives no creen que sea determinante.

Sin embargo, no se trató del final: «Dejar de buscar no es una opción», aseguraron los responsables del rastrillaje a este medio. La investigación es compleja por el comportamiento errático que mostró la diseñadora antes de desaparecer y por la multiplicidad de hipótesis. Además, «no hay cuerpo del delito ni escena del crimen», indicaron.