Impacto 107.3

jueves 30 de junio de 2022

Bella Vista: Cielo Claro | Ahora: 12.79°C | ST: 11.95°C

Dólar hoy: $ 129,99 | Dólar blue:$ 239,00

Alberto inauguró su Consejo de Asesores con reunión en Casa Rosada

El espacio está integrado por su jefe de Asesores, Juan Manuel Olmos, su vicejefe Julián Leunda, Ricardo Forster, Dora Barrancos, Alejandro Grimson y Cecilia Nicolini.
Con la tensión política latente por la discusión de la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en el Congreso, el presidente Alberto Fernández tuvo su primera reunión con su Consejo de Asesores en la Casa Rosada.
Fernández convocó esta tarde a Balcarce 50 al equipo de profesionales que integran la mesa chica, quienes lo asesorarán en materia política y social durante su gestión. El grupo está encabezado por el jefe de Asesores, Juan Manuel Olmos, arquitecto político del mandatario desde el primer momento en que se puso en marcha la candidatura presidencial que lo catapultó al sillón de Rivadavia.

Olmos lidera la Jefatura de Asesores junto a Julián Leunda, su vicejefe, quien también estuvo presente este jueves en la primera reunión del Consejo. El mandatario convocó a la socióloga, investigardora y referente feminista Dora Barrancos, quien integró el directorio del Conicet hasta mayo de 2019 cuando renunció en protesta por el ajuste aplicado al organismo por parte del gobierno de Mauricio Macri.

Del primer encuentro también participó el doctor en filosofía, profesor y ensayista Ricardo Forster, además del antropólogo e investigador Alejandro Grimson y la politóloga Cecilia Nicolini, coordinadora del Grupo Puebla.

Según informaron desde el gobierno, el primer encuentro tuvo como eje el debate sobre las grandes problemáticas que atraviesa la sociedad argentina. El objetivo del Consejo es proponer espacios de encuentro y diálogo desde distintas perspectivas para encontrar alternativas que contribuyan a superar la crisis en la que se encuentra el pueblo argentino.

Allí discutieron sobre proyectos vinculados a la ampliación de derechos a mujeres y jóvenes – fuertemente golpeados por la crisis – además de retomar a la cultura como un eje fundamental de la convivencia y el sentido de comunidad, y la posibilidad de lanzar un gran debate nacional para abrir espacios de diálogo con toda la ciudadanía sobre los puntos en común identificatorios.