Impacto 107.3

martes 29 de noviembre de 2022

Bella Vista: Algo De Nubes | Ahora: 18.59°C | ST: 18.2°C

Colombi cierra un año triunfante, pero en alerta por la situación económica

El Gobernador y el intendente capitalino recibirán el 2014 en paz y con promesas de un trabajo conjunto, algo que hasta septiembre parecía una utopía. El radical espera un mejor trato desde la Nación, el peronista apuesta a imprimirle una impronta diferente a su gestión pero sin olvidar lo mejor de su antecesor.

El gobernador Ricardo Colombi despide triunfante el último domingo de 2013. Vencedor en las 3 elecciones del año. Con una repercusión nacional en los últimos días, tras lograr imponer en la agenda de los medios del país la amenaza de emitir cuasimonedas si el Gobierno no atendía sus reclamos financieros. Pero, fiel a su estilo, no todas son buenas para el mandatario que insiste en un augurio poco alentador para las provincias y el país.
En la otra vereda, el intendente capitalino, el peronista Fabián Ríos, despide el año intentando afianzar su liderazgo político. El mismo que el oficialismo provincial puso en duda luego de los roces por el presupuesto 2014 y el caso Cemborain.
Ambos líderes políticos recibirán el nuevo año en paz, con promesas de una relación más fluida y un trabajo conjunto como no ocurre desde hace 8 años, primero con el ex intendente Carlos Vignolo y el gobernador Arturo Colombi, luego con Camau Espínola y Ricardo.
Tanto Colombi como Ríos son ganadores en cuanto al año electoral. El mandatario logró la histórica primera reelección para un gobernador correntino y el otro accedió a un cargo ejecutivo, nada menos que la intendencia del distrito más grande de la provincia, y además retuvo para el PJ el bastón municipal que ostentó Camau.
Las realidades parecen distintas para cada uno. Pero en definitiva no lo son.
Colombi sale de vacaciones en los próximos días luego de una ardua guerra electoral que se disputó en tres batallas.
Ríos promete no vacacionar y readecuar la Municipalidad con la impronta que pretende imprimirle a sus cuatro años de gestión, pero intensificando lo mejor del período anterior; al menos eso asegura.
El Gobernador tiene presupuesto aprobado, con un aval para créditos por 1.700 millones de pesos, algo por lo que insistió inútilmente los últimos 3 años. Pero le dice adiós a 2013 con quejas por la distribución de fondos que la Nación hace para con Corrientes, algo similar a como inició el año.
Advirtió sobre la imposibilidad de cumplir con actualizaciones salariales si desde el Gobierno nacional no se destraban los millones que asegura se adeuda a la Provincia.
Espera un mejor trato desde Balcarce 50, tras la ratificación de su liderazgo en las urnas. Pero aún no hubo señales que demuestren un cambio en las relaciones con la Nación.
La UCR le reconoció sus logros y lo premió con la vicepresidencia del partido, algo que delegó en un hombre de su confianza, Agustín Portela. Promete imprimirle modernización y desarrollo a su última gestión, para ello hizo cambios estructurales en el organigrama de su Gobierno. El tiempo dirá.
El intendente, en tanto, busca mantener unido a un peronismo que reclamó espacios durante todo el período electoral.
Su ambición política la expuso en el slogan de su administración comunal: “Gobierno del pueblo”.
Inmediatamente anunció mejoras para los empleados municipales, impuso históricas paritarias y también reformuló el organigrama municipal con la misma intención de Colombi: modernizar la administración municipal con eje en la economía social para aspirar a que los olvidados de siempre accedan a un desarrollo que se le fue imposible desde siempre. El tiempo dirá.