Impacto 107.3

martes 5 de julio de 2022

Bella Vista: Nubes | Ahora: 19.83°C | ST: 19.83°C

Dólar hoy: $ 132,54 | Dólar blue:$ 257,00

Destacan que el bono de $5.000 alcanza a más de la mitad de los jubilados

Pese a las controversias que generó al principio, el congelamiento por 180 días de la fórmula de movilidad previsional del 2017 finalmente fue aprobado por el Congreso como parte de la ley de Solidaridad, y promulgado por el Ejecutivo días atrás.

Dentro de las medidas solidarias, se incluye el pago de un bono en diciembre y enero de $5.000 para jubilados y pensionados que, según un nuevo estudio realizado por la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV), alcanzará a 4,34 millones de beneficiarios.
Traduciéndolo en porcentaje, esto implica que cerca del 50,1% de los jubilados recibirán el pago del bono, lo que “permitirá disminuir la brecha entre las jubilaciones más altas y las de la base de la pirámide previsional”, destacó la UNDAV.

En este sentido, el estudio informa que el hecho “permitiría tener un enfoque de distribución y equidad en un sistema en el cual entre un 30 y un 40% de los recursos provienen de impuestos y no de aportes contributivos y donde dichos impuestos provienen en mayor medida de los que se ubican en la base de la pirámide de ingresos ya que estos representan el núcleo del consumo interno y aportan fuertemente en la recaudación por IVA”.

Así, el informe sostiene que “los escenarios que caben esperarse de cara al futuro son de una recomposición de los jubilados que cobran la mínima, los cuales han sido los grandes perjudicados por la política económica desde diciembre del 2015.

“Se debe recordar que a todos se les otorgó el incremento vigente para el mes de diciembre de 8,7%, esto es un ingreso extra para aquellos sectores más relegados. Es decir que, ningún jubilado se verá perjudicado por esta medida, esto es solo un beneficio extra a la fórmula que se implementó hace 2 años, direccionado a aquellos sectores de menores ingresos”, dice.

Con respecto al futuro, la UNDAV recomiendo “continuar fortaleciendo un sistema previsional mixto, en el cual el financiamiento viene tanto por los aportes y contribuciones a la seguridad social como por el resto de la recaudación tributaria, teniendo en cuenta que una buena parte de los trabajadores en Argentina se encuentran en el sector informal”.