Impacto 107.3

domingo 3 de julio de 2022

Bella Vista: Nubes | Ahora: 14.11°C | ST: 13.27°C

Dólar hoy: $ 130,69 | Dólar blue:$ 239,00

Deuda: más control y revisión trimestral, imposición de la Nación a las provincias

Los gobernadores que firmaron la moratoria para no pagar deudas a la Nación hasta marzo, aspiran a que el beneficio se extienda todo 2014. Para ello deberán trabajar con la Afip y remitir informes sobre la realidad fiscal. También suministrar datos respecto de las tarifas de servicios públicos.

Los 17 gobernadores que aceptaron las condiciones de la Nación para no pagar deuda por tres meses aspiran a que el beneficio se prorrogue todo el año. Para eso accedieron a “colaborar” con la Afip y someterse a revisiones trimestrales en las que deberán hacer “buena letra” para evadir el ahogo financiero.
Todos los gobernadores que firmaron con la Nación la moratoria de 3 meses que les permitirá no pagar deudas y una reducción del stock de ese pasivo con las Asignaciones del Tesoro Nacional que le son retenidos, coincidieron -según un reconto de declaraciones a distintos medios de prensa- en el que el acuerdo es un “paliativo” para un 2014 que se presentará “crítico”.
Por eso, pero especialmente con la premisa de acceder al beneficio todo el año, que les arrojaría varios millones para oxigenar las arcas provinciales, los gobernadores accedieron a puntuales imposiciones.
Las provincias deberán cumplir acuerdos mutuos con Afip y suministrar información atinente a las tarifas de los servicios públicos, incluyendo el componente de subsidios que distribuye.
No se debe olvidar que en su presupuesto la Nación previó un crecimiento de la recaudación fiscal, lo que justificaría el acuerdo con cada jurisdicción para “cazar” a evasores del fisco.
También cada mandatario deberá rendir cuentas de datos tales como la ejecución presupuestaria en tiempo real, con resultado fiscal y financiero; un sistema de información y gestión que permita verificar el personal del sector público; cumplir el régimen de responsabilidad fiscal, e identificar las obras vitales para generar mejores condiciones para sectores productivos.

Con millones bajo el brazo
El mismo día de la firma del convenio, varios gobernadores accedieron además a recursos para obras en sus provincias. Ricardo Colombi, el único gobernador radical del país, se volvió con las manos vacías, o al menos no hubo información oficial que señalara lo contrario.
Catamarca, por ejemplo, firmó un acuerdo para la realización de un acueducto por 216 millones.
Mendoza se benefició con 800 millones para la impermeabilización de canales.
San Juan gestiona fondos para 3.000 viviendas.
La Rioja prevé hacerse de 750 millones extras.
Chaco, en tanto, se relame con la posibilidad de acceder a gran parte de los 130 millones que la propia Presidenta anunció destinaría a obra pública.
“Eso está contenido en un mensaje que dio Capitanich, cuando señaló que la Presidenta va a destinar 138.000 millones de pesos para obra pública, y de ahí vamos a tener financiación directa, ya sea de créditos internacionales o financiación directa de la Nación”, dijo el gobernador Juan Carlos Bacileff Ivanoff tras la firma del acuerdo.
“Estamos trabajando en la Legislatura provincial donde la oposición se niega a firmarnos un crédito que se denomina Prosap, por unos 100 millones de dólares”, añadió.