Impacto 107.3

domingo 2 de octubre de 2022

Bella Vista: Cielo Claro | Ahora: 18.47°C | ST: 17.7°C

Dólar hoy: | Dólar blue:

El Panu respondió a imputaciones del contador Enrique Vaz Torres contra Tato

En un comunicado partidario, el PaNu expresó: «el Ministro de Hacienda de Corrientes contador Enrique Vaz Torres tuvo palabras pocos felices para un funcionario de su categoría. Dijo algo así como que » el Banco de Corrientes hoy en día esta equilibrado y no genera gastos innecesarios, como cuando Tato era gobernador y gastaba en partidos políticos»… en obvia alusión al ex gobernador Raúl Romero Feris y al Partido Nuevo». La respuesta:Antes que nada sería bueno que el Ministro indique con exactitud y que exponga cuales eran esos gastos, si puede…
Por otra parte, a diferencia de ahora en que el Banco de Corrientes mantiene ocultos los dineros de la Provincia, en ese tiempo, desde el gobierno de Raúl Romero Feris, presidente del Partido Nuevo, debimos hacernos cargo de un banco privatizado que estaba en la bancarrota, y tuvimos que estatizarlo para darle nuevamente el sentido que debía tener: ser una herramienta financiera para la producción…
Mediante el impulso que el Banco dio al sector arrocero, por ejemplo, pudimos alcanzar , mucho antes que ahora, las cien mil hectáreas de superficie sembrada, que nos convirtió en la segunda provincia arrocera, status que se perdió durante los gobiernos que nos sucedieron, y se volvió a esos valores recién en la década pasada, merced al esfuerzo de los productores y no precisamente de las políticas implementadas…
Por otra parte…
No olvidamos el sentido social y humano de este Banco, por lo que fue durante la gestión del Partido Nuevo en que se brindaba los servicios de pago a los jubilados, por ejemplo, dándoles las comodidades para que puedan percibir sus haberes con atención personalizada en los días de frio y de calor con las comodidades que se merecen, no como ahora, en que se los hacina y obliga a largas colas, no importando su estado y condición, en un trato inhumano…
También, pensábamos en la gente antes que en los números… Y por eso dejamos de lado los gastos superfluos e innecesarios. Tal es así que se le traspasó al Poder Judicial el edificio de varias plantas de 9 de Julio y San Juan, ya que no era acorde a las necesidades operativas de un banco…
En tiempos en que recibíamos mucho menos de un 20 por ciento de lo que hoy recibe la Provincia de coparticipación, logramos convertir a un banco provincial en una herramienta solida de apoyo a la gestión de gobierno…
Debería el señor Ministro tener las cifras a mano para comparar ambos momentos…hágalo, si puede…
Construimos 24 mil casas en cuatro años, cientos de kilómetros de energía eléctrica, refaccionamos cientas de escuelas y construimos cientos de edificios nuevos y cinco flamantes hospitales, entre ellos el Juan Pablo II… Basta un breve resumen para demostrar que bajo la administración de la contadora Zunilda Miguez, en esos tiempos al frente del Ministerio de Hacienda, se logró en cuatro años lo que su gestión en doce no puede ni asomarse..
Y por ultimo, la DPEC en ese tiempo era una empresa que generaba ganancias, tenia superávit e invertía, y hasta era capaz de aportar a las arcas del Estado si era necesario, no como ahora en que se la sume en la quiebra, queriendo cargar sobre los hombros de los correntinos todos estos años de desinversión, de falta de administración, transfiriéndoles sus propias pérdidas y aumentando la tarifa en vez de absorberla… Es fácil echar culpas ajenas cuando se administra mal…basta ver como aportamos a la extensión de redes de energía a traves de la DPEC, en ese tiempo pagábamos en tiempo y forma a CAMMESA por el suministro a la provincia, no como ahora, en que se le adeuda cada vez mas…

La verdad, es fácil hablar de más. Manejar los números de un Provincia no significa solamente pagar sueldos y que cierre la caja, sino tener vocación de Estado y sensibilidad por todos los habitantes, construyendo hacia el futuro con las herramientas que nos da el mundo de hoy…
Podrá no tener deudas económicas ahora, pero tendrá la peor deuda que un gobierno puede dejar: una provincia atrasada y sin futuro, y condenarnos a todos a ser la peor de las provincias de la región, sin obras, sin trabajo, y con un estado estancado…
Dejamos en manos de los correntinos que juzguen las imputaciones innecesarias de un funcionario, que debería antes revisar sus propias falencias, antes que señalar las que cree ajenas… El Banco de Corrientes, hoy mantiene su equilibrio por la voluntad y el trabajo del sector privado, antes que la del Estado…