Impacto 107.3

viernes 9 de diciembre de 2022

Bella Vista: Nubes Dispersas | Ahora: 41.59°C | ST: 42.11°C

El Reino Unido sostuvo que la política argentina hacia Malvinas «está condenada al fracaso»

Antes de viajar a las islas, el ministro británico de Estado para América Latina, Hugo Swire, criticó al Gobierno. Su llegada al archipiélago coincide con la de un grupo de legisladores uruguayos, que fue repudiada por la embajada argentina en Montevideo.
La disputa con el Reino Unido por la soberanía de las Islas Malvinas sumó un nuevo capítulo con las duras declaraciones de Swire, que antes de viajar al Atlántico Sur dejó un mensaje para los kelpers cargado de críticas hacia el Gobierno. El funcionario británico consideró que la política argentina en relación a las Islas «está condenada al fracaso».

«Si el Gobierno argentino cree que una retórica hostil y amenazas a los medios de subsistencia del pueblo de las Islas van a forzar al Reino Unido a negociar la soberanía de las Falkland, por encima de las personas que las habitan, está profundamente equivocado», sostuvo Swire.

El ministro de Estado para América Latina dijo además que su gobierno «cumplirá con la responsabilidad que le impone la Carta de la ONU de respetar el derecho de ustedes a la libre determinación». El funcionario recordó el referéndum realizado en la islas y sostuvo que Argentina «desoye la opinión» de los kelpers.
«El pueblo de las Islas Malvinas existe, tiene voz y se lo debe escuchar. Es una pena que el gobierno argentino siga desoyendo este mensaje y que intente negarles el derecho humano fundamental de determinar su propio futuro», agregó sobre la supuesta falta de atención del Gobierno a la voz de los habitantes de las islas.
Luego, hizo una referencia, aunque sin nombrarlos, a los legisladores uruguayos que viajaron a Malvinas para reunirse con políticos y empresarios locales. «Es indignante que (Argentina) profiera amenazas contra quienes participan de emprendimientos económicos legítimos o trate de perjudicar a quienes buscan relaciones de comercio y prosperidad mutua con los vecinos de las Malvinas», dijo Swire sobre el viaje de los diputados uruguayos, que fue repudiado por la embajada argentina en Montevideo.
Finalmente, Swire aseguró que el Reino Unido quiere «sentarse con el gobierno argentino para hablar de una serie de temas concretos relativos al Atlántico Sur, entre ellos recursos naturales, comunicaciones y medidas de fomento de confianza», pero sostuvo que «estas reuniones no pueden, no deben y no van a excluir al Gobierno de las Islas, el cual debe participar de cualquier conversación que afecte su futuro». Esto últimos es algo que no contempla la Argentina.

En la última cumbre de la Celac, la presidente Cristina Kirchner renovó el reclamo para que el Reino Unido se siente a la mesa de negociaciones por las Islas y remarcó que el caso es «uno de los últimos vestigios de colonialismo del mundo».