Impacto 107.3

lunes 26 de septiembre de 2022

Bella Vista: Cielo Claro | Ahora: 13.98°C | ST: 13.44°C

Dólar hoy: $ 152,24 | Dólar blue:$ 287,00

La consultora ligada al kirchnerismo admitió que la inflación ronda el 30%

El consultor kirchnerista Artemio López afirmó que la inflación asciende al 29,5% y la pobreza, al 12,7%, aunque opinó que, pese a estos problemas, “en líneas generales no hubo pérdida del poder adquisitivo del salario formal”, aunque sí entre los trabajadores en negro y, en particular, entre los más pobres.
Al presentar un informe sobre el efecto de Precios Cuidados, López dijo, en diálogo con www.lanacon.com.ar, que la inflación supera con creces los registros del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), que prevé que el año termine con una suba de precios del 24%, según pretende el Ministerio de Economía que conduce Axel Kicillof.

El director de la consultora Equis indicó que la inflación de este año será la más alta de toda la registrada en la gestión del kirchnerismo, y opinó que “responde a causas múltiples”. En este sentido, explicó que la suba de precios se debe a cuestiones “monetarias, de demanda, de oferta y también es producto de la puja distributiva combinada con la generación de expectativas falsas sobre el real nivel de aumento de precios”.

En particular, detalló, “la puja distributiva se traduce en volcar sin fundamento las mejoras salariales por parte del empresariado capaz de intervenir en la cadena de formación de precios, así como la difusión de niveles disparatados de inflación como el que suministra mensualmente el IPC opositor, capaz de generar expectativas irreales de inflación existente y esperada, que se traslada a una actualización exagerada e irreal en los precios”.

Pese a estos factores, afirmó que este año “no hubo pérdida del poder adquisitivo del salario formal, que fue actualizado mediante convenciones colectivas en un 29,7% promedio, y lo mismo ocurrió con el salario mínimo y las jubilaciones, que se actualizaron 31% y la asignación universal, que fue incrementada en un 40% anual”. En el reporte, López cuestionó las mediciones de las consultoras privadas por tener una “metodología discrecional”, aunque admitió que todas las mediciones están en baja.

A la vez, consideró que el plan Precios Cuidados, que seguirá en 2015, “es un buen sistema para regular las subas y dar referencia de precios al conjunto”. En cambio, López admitió que “sí pudo haber pérdida del poder adquisitivo en el universo de trabajadores informales, en especial en los residentes de los hogares del último quintil de ingresos familiares, que crecieron el 26%, contra el 30% de crecimiento del promedio de ingreso familiar y el 32% del quintil más acomodado”.

Esto se debe al “impacto de la pérdida de 125.000 puestos de trabajo ocurridos entre 2013 y 2014, la mayoría informales y modalidad de ocupación de jóvenes que aportaban ingreso complementario al hogar”, dijo López.

El consultor explicó su curiosa teoría por la cual se mantuvo el poder adquisitivo pese a la alta inflación: “Fue por los mecanismo de sostenimiento del empleo [7,5% de desempleo] y aumento del 30% promedio de los ingresos familiares, mediante la actualización salarial, el aumento en el monto de los planes sociales y las trasferencias previsionales por el lado de la demanda, combinados entre otros con el impacto de programas específicos como Precios Cuidados y Ahora 12, por el lado de la oferta”.

Para reducir la inflación, agregó, el Gobierno debería “profundizar el acuerdo de precios sujeto a aumentos de costos justificados y el control estricto de la generación de expectativas inflacionarias mediante la propalación de informaciones falsas de niveles de inflación extremadamente altos y sin sustento metodológico en su determinación como el que propala mensualmente el IPC opositor”.

Según López, el IPC nacional, difundido por el Indec desde enero, “es más representativo” que la medición previa del Gobierno, “ya que es de alcance nacional y está constituido por canastas regionales, cuya ponderación está actualizada con la última encuesta nacional de gastos de los hogares del año 2012”.

De todos modos, su propia medición pone en duda los números oficiales, al calcular una inflación de 29,5% contra el 24% del Indec. Ocurre algo similar con las cifras de pobreza, que el Gobierno no publica desde hace un año (las últimas fueron de 4,7% de pobreza y 1,4% de indigencia). Según López, sobre la base de la EPH, la pobreza se ubicó en el primer semestre del año en el 12,7% y la indigencia, en el 3,4 por ciento.

Pese a estos datos, el consultor político dijo que “no hay una combinación de recesión e inflación que manifieste efectos electorales dramáticos para el oficialismo”. Al respecto, aseguró que “la imagen de la Presidenta y la gestión de gobierno se ubica por sobre el 40% de imagen positiva y el oficialismo adicionalmente ha demostrado poseer un piso electoral sólido”.

OTRAS MEDICIONES

Otros economistas del kirchnerismo estimaron que la inflación cerrará el año entre el 30 y el 34%. Agustín D´Attellis, de La Gran Makro, dijo a LA NACION que será del 30%, con una base “alta porque el traslado a precios de la devaluación de enero fue muy fuerte, aunque luego se logró desacelerar”.

Y estimó que en 2015 se ubicará “un par de puntos por encima del 20%”, por encima del 15,6% calculado en el presupuesto por el Gobierno. Andrés Asiain, director del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz, dijo que la inflación se mantendrá “en un 34 por ciento”. Y Mariano Kestelboim, de la Sociedad Internacional para el Desarrollo, citó la inflación del 32% del estudio Bein como una medición válida.