Impacto 107.3

martes 29 de noviembre de 2022

Bella Vista: Cielo Claro | Ahora: 35.24°C | ST: 33.73°C

La líder de ultraderecha Giorgia Meloni dijo que Italia podría abandonar la Ruta de la Seda china

La candidata más votada en las elecciones y futura primera ministra aseguró que la firma de este acuerdo fue “un gran error” y que una de sus principales ocupaciones será la relación entre Italia y Taiwán.
La primera mujer en convertiría en premier de Italia, Giorgia Meloni, advirtió que uno de sus primeros pasos como ganadora sería desvincular a Italia de la Ruta de la Seda china. Todavía le falta formar oficialmente gobierno.

Para la representante de Hermanos de Italia, la firma del acuerdo fue “un gran error”. El país europeo fue el primer integrante del G7 en adherirse a este intercambio económico y tecnológico en 2019.
La entonces candidata anunció el viernes en una entrevista con la agencia taiwanesa CNA que de haber tenido que firmar la extensión para el 2024 del memorándum al día siguiente, “sería difícil encontrar las condiciones políticas para hacerlo”. Además, calificó la relación entre Italia y Taiwán como “una sincera amistad”.

Meloni aseguró que, de instalarse el gobierno de derecha, Taiwán sería “un asunto fundamental para Italia” y describió como “inaceptables” las amenazas de China en contra de la isla.
Además, aseguró que siguió “de cerca, con preocupación”, la reciente tensión entre China y Taiwán, exacerbada por la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos en agosto, Nancy Pelosi. Esta fue la primera visita de un funcionario norteamericano de alto rango en los últimos 25 años.

Décadas de conflicto
El presidente chino Xi Jinping insiste en la unificación de China y Taiwán, un conflicto que se remonta a 1949, año en que terminó la guerra civil china, por lo que llevó a cabo maniobras militares cerca de la isla en represalia al encuentro diplomático.
Ante la amenaza de China por la llegada de Pelosi, el ministro Relaciones Exteriores de Taiwán afirmó que Beijing usaba sus maniobras militares de aire y mar alrededor de la isla para “preparar una invasión y alterar el statu quo” en la región de Asia Pacífico.

Previamente, en junio, el ministerio de Relaciones Exteriores había declarado que China tenía jurisdicción sobre el estrecho de Taiwán y que no podía considerarse una vía navegable internacional. Además, en el último año, los aviones militares chinos han sondeado cada vez más el espacio aéreo cerca de Taiwán, lo que llevó a las fuerzas militares taiwanesas a mantenerse en alerta por un posible combate.